El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

El “Pachencho” muestra su peor cara en años

Es bien sabido el estado del engramado del Pachencho Romero, que día a día muestra su peor cara. Con dos equipos haciendo vida allí en la Primera División del fútbol nacional, Zulia FC y Deportivo JBL, el principal recinto futbolero de la región no permite un desarrollo normal de los partidos que en su “cancha” se realizan.

Cinco compromisos se han disputado en el estadio del ya muy descuidado complejo deportivo Luis Aparicio, tres del conjunto petrolero y un par de la “Maquinaria Negriazul”, estos últimos sacando mejores réditos con dos victorias en sus presentaciones mientras que el buque suma una derrota, un empate y un triunfo.

La sequía que afecta a casi todo el país, aunado a los pocos cariños que recibe el césped, ha llevado a que en muchos sectores sea imposible jugar al fútbol, con muchos parches de arena. “El estado del terreno te obliga a cambiar tu manera de jugar, ir por traslados largos y jugar por alto, no es fácil para un equipo como nosotros que le gusta tratar bien la pelota”, comentó Juan Domingo Tolisano, entrenador del Zulia FC.

Pero no solo los anfitriones lo sufren. “En un campo, si es que se le puede llamar así, uno se puede exponer a muchas
cosas. No solo afecta el espectáculo que queremos dar sino que estamos a riesgo de una lesión por algo tan básico como pisar”, explica el experimentado lateral derecho del Deportivo Táchira, Gerzon Chacón.

El Pachencho ha estado recibiendo tratamiento con químicos desde días antes del arranque del campeonato. La colaboración entre ambos conjuntos y la mano aportada por el Instituto Autónomo Regional de Ambiente (Iara) permiten que la situación no sea aún más catastrófica ante la desidia del ente encargado de su cuidado, el Ministerio de Deporte.

“No es algo que se pueda solucionar a muy corto plazo, tomará tiempo, por nuestra parte hay la disposición de hacer y colaborar de la mejor manera pero muchas cosas escapan de nuestras manos”, sentenció Roberto González, gerente general del JBL.

En lo futbolístico, estas condiciones requieren un esfuerzo extra. “Cada vez que salimos de un juego acá felicito a los muchachos por las condiciones físicas que demuestran. Siempre es bueno jugar en engramados óptimos pero acá apelamos por la verticalidad y la rapidez para intentar contrarrestar los efectos”, refirió Frank Flores, timonel de la maquinaria.

El recinto recibirá su sexto encuentro de la campaña este domingo cuando el JBL reciba a Portuguesa, quizá con la misma cara lamentable muy alejada de un torneo que ahora tiene exposición internacional por los derechos televisivos, y lo que ahora se muestra es un vulgar terreno”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...