El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

El camino del karate a Tokio 2020

Una larga competencia tuvo el karate para ser un deporte olímpico. Tras dos intentos fallidos: Londres 2012 y Rio de Janeiro 2016, una tercera oportunidad aguarda. La cuna del arte marcial gozaría del honor de estrenar la disciplina en la máxima justa deportiva.

El objetivo era claro, esta vez la puerta olímpica no se podía cerrar, por lo que la campaña The K is on the way (La K es el camino) retumbó el mundo para conseguir el apoyo necesario. En tanto, el 3 de agosto de 2016 resonó la noticia histórica: El karate es un deporte olímpico.

La masificación de la disciplina en el mundo, siendo practicado por más de 75 países, el trabajo mancomunado de todas las federaciones, las modificaciones en el reglamento por parte de Federación Mundial de Karate (WKF, siglas en inglés) para conseguir eficacia y eficiencia en las competencias, fueron algunas de las claves para la inclusión al programa de Tokio 2020, explicó el planificador metodólogo de deportes de combate del Ministerio del Deporte, Alfredo Loyo.

“Una oportunidad que se estaba esperando desde hace muchos años y finalmente se logró” y, ahora, al ser olímpico le dará al arte marcial “una exposición muy grande”, indicó el bicampeón mundial en kata, Antonio Díaz, vía telefónica a Versión Final. Además, reveló que la masificación se verá, para él, después de los Juegos Olímpicos.

Para Díaz, la incorporación de la disciplina a las olimpiadas, llegó en el momento donde “estaba pensando dejar los tatamis de competencia”, sin embargo la llama olímpica tomó poder para comenzar la “aventura” de buscar el cupo.

Ruta olímpica

El camino comenzará en el 2018, para conseguir el pase soñado. Solo 80 atletas tendrán la oportunidad de debutar en el tatami olímpico de Japón, desglosado en ocho categorías de 10 competidores: dos en la modalidad de kata individual (femenino y masculino) y seis en kumite individual (mujer: -55 kg, -61 kg y +61kg; en hombre: -67 kg, -75 kg y +75 kg).

Para obtener los cuatro primeros boletos será fundamental el ranking mundial, a finales del 2019, los cuatro líderes de cada categoría clasificarán directamente. Luego, a principios del 2020, tres cupos se sortearán en un campeonato clasificatorio. El último pase será por continente, no obstante aún está por definir el método, explicó Díaz.

Comenzando desde los torneos mundiales, continentales, la Premier League y hasta la Serie A; son los eventos que registran la mayor cantidad de puntos, detalló el bicampeón mundial en kata.

El karate venezolano, durante el periodo 2018 y 2019, gozará de dos competiciones continentales (panamericanos), un mundial, seis o siete torneos de la Premier League y cuatro o cinco de Serie A, por año, informó Díaz.

“Lo más difícil es mantenerse a tope todo el tiempo (…) para que sea una clasificación contundente”, puntualizó el subcampeón panamericano en kumite (-84kg), Freddy Valera, en declaración a Versión Final. Asimismo aseveró que dos puntos entrelazados serán esencial para alcanzar la meta: “competir en todos los eventos y recibir apoyo económico para asistir”.

Pese a ello, la parte económica estará por encima de todo en el camino olímpico debido a que “poder cubrirnos los gastos para mantener el Top 1 a partir de 2018 hasta el 2020, no va hacer fácil”, señaló Valera.

La mayoría de los eventos que dan puntos, el 80 %, son en Europa. Por lo que nuestra oportunidad es hacer buen papel en los campeonatos continentales”, ratificó el número tres en el ranking mundial en kata. Sin embargo, aseguró que es “importante participar, lo más posible, en los eventos que dan puntuación para no tener que depender de solo un campeonato clasificatorio”.

Preparación olímpica

Sellar una entrada a Tokio 2020 constará de cambios, constancia y enfoque desde los atletas, entrenadores, árbitros y hasta las autoridades del karate, que deberán  ir encaminados a un mismo ritmo en el trayecto hasta el final de la meta.

“Todos los países, incluyendo Venezuela, cambiaran rotundamente sus esquemas (…) Debemos estar a la altura de los demás y solo se obtiene organizándonos y planificando”, avecinó Loyo a Versión Final.

Según el preparador físico, el cambio de la visión competitiva será primordial para estar en la capital japonesa, que inicia con los métodos de la planificación metodológica para los deportistas y la actualización de los entrenadores y árbitros nacionales.

“Creo fielmente en las concentraciones permanentes, un atleta debe estar constantemente concentrado con el equipo realizando sus trabajos físicos y técnicos”, resaltó Loyo.

Por su parte, Díaz advirtió que “muchos de los países ya están comenzando a invertir en la preparación de sus equipos, en formar posibles equipos olímpicos” por lo que si Venezuela se “duerme un poco, las posibilidades se irán reduciendo”.

“No veo difícil clasificar uno o más, sino cómo lograrlo. Nuestra meta en una primera parte es conseguir no menos de cuatro atletas”, sentenció el entrenador.

El sueño de cada uno de los karatecas de estar en el Nippon Budokan será la adrenalina para conseguir un boleto al escenario deportivo que respirará historia en el 2020. Las adversidades en el camino solo fortalecerán las ganas de los atletas para llegar a la meta de los cinco aros.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...