El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Cachorros: ¿El mejor equipo del siglo?

Creo que si este equipo logra ganar la Serie Mundial nos van a hacer una estatua en la ciudad”, comentó el receptor venezolano Miguel Montero en Spring Training, quien jocosamente agregó: “Más nunca tendríamos que pagar en un restaurante”.

Montero tendrá toda una vida por delante para elegir el menú que pre era. Y más aún siendo él quien dio el batazo que remolcó la carrera que definió el crucial encuentro frente a los Indios de Cleveland.

Más de un siglo esperaron los Cachorros de Chicago para consagrarse en una Serie Mundial. Una espera que duró 108 años y que finalmente se decidió en el séptimo juego, en extrainning y en la casa de los Indios.

Si acabar con la sequía ya era una tarea histórica, este equipo se encargó de darle ribetes dorados a la hazaña. Consiguieron el campeonato levantando un déficit de 1-3 en el Clásico de Otoño, cerrando la serie como visitantes en el Progressive Field de Cleveland, un logro que no se materializaba desde que en 1979 lo lograron los Piratas de Pittsburgh.

“A lo largo de la temporada fuimos un equipo muy optimista, nunca bajamos la guardia, y lo demostramos en el momento más importante”, comentó Willson Contreras, el otro careta criollo que emergió esta campaña y que con tan solo 24 años, se estableció como uno de los regulares detrás del plato y que certifica sus credenciales como el cátcher del futuro de esta organización.

Sin dejar dudas

Montero junto con Contreras son parte de la tropa dirigida por Joe Maddon, que logró consagrar en la Serie Mundial todos los calificativos que lograron durante la campaña regular.

Chicago logró ganar 103 encuentros en el calendario regular, la mayor cantidad en las Mayores desde los Yankees del 2009, gracias a un sólido cuerpo monticular, una ofensiva compacta con guras jóvenes como Kris Bryant(24), Bryan Rizzo (27), Javier Báez (24), Addison Russell (22), Kyle Schwarber (23) y Contreras.

Los oseznos terminaron la zafra con un abismal diferencial de carreras de +252, solo otros 29 equipos lo había logrado o superado en ocasiones anteriores. Bajo este parámetro, la última referencia fueron los Marineros de Seattle del 2001, que con sus 116 ganancias establecieron un récord para una campaña.

Sin embargo, aquel equipo de Ichiro Suzuki como novato, Édgar Martínez, Carlos Guillén y Freddy García, no logró cumplir con las expectativas postemporada quedando eliminados en la Serie de Campeonato de la Liga Americana frente a los Yankees.

Esos Marineros, que anotaron 300 carreras más que las permitidas, dejaron una efectividad colectiva de 3.54, mientras que esta versión de los “cubbies” mostró el porcentaje de anotaciones limpias permitidas más bajo de todo el béisbol este año con 3.15.

La rotación conformada por Jon Lester, Jake Arrieta, Kyle Hendricks y John Lackey fue la más solida, mientras que el criollo Héctor Rondón logró concretar 18 de sus 23 oportunidades de rescates, antes de que Aroldis Chapman asumiera el rol y sumara otros 16 salvamentos.

Han sido 14 las novenas que han ganado el título después de sumar 100 o más victorias en el calendario regular con un diferencial de anotaciones superior a los 250, siendo los Cachorros los primeros desde 1998 y el último en la Liga Nacional desde los Rojos de Cincinnati de 1975.

Durante este siglo XXI pocos equipos tienen registros similares a los acumulados por los Cachorros en 2016. Defensivamente fue el mejor, por mucho, en toda la Gran Carpa, de acuerdo a estimaciones sabermétricas evitaron 82 carreras con el guante, solo por detrás de los Filis del 2005 y los Reales del 2013, pero ninguno de estos ni siquiera logró acceder a los playoffs.

“Me siento realmente orgulloso de la actitud y cultura que hemos creado”, señaló Maddon. “Creo que es algo que se mantendrá por muchos años más. Después de 108 años sin ganar el trofeo de la Serie Mundial, este es un año de destape. Ahora ese estándar de excelencia puede mantenerse por muchos años más”.

Estos muchachos han conseguido hacer historia jugando con el corazón”, manifestó Henry Blanco, coach venezolano y miembro del cuerpo técnico de Maddon. “Lo demostraron en la Serie Mundial, en los playoffs y en la temporada regular. Para ser campeones, hay que jugar con pasión. Y ellos lo hicieron”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...