El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La vida de Edwin Valero

Nacido el 3 de diciembre de 1981 en Mérida Venezuela, Edwin Valero fue uno de los mejores boxeadores que vio nacer dicho territorio latinoamericano, ya que desde sus inicios y hasta el final de su carrera, dominó los cuadriláteros, convirtiéndose en un referente del pugilismo nacional.

Si bien su talento boxístico y su carisma le abrieron las puertas del cielo, desafortunadamente el abuso de sustancias y los excesos no sólo lo llevaron al ocaso de su carrera profesional, sino también a su vida.

Es por ello por lo que, haciendo honor a su gran trayectoria, en este artículo te platicaremos un poco más sobre la vida de este guerrero, que en sus mejores momentos también les brindó grandes satisfacciones tanto a los amantes del boxeo como a quienes disfrutan aprovechar de los bonos de ATM.

Sus orígenes

Al igual que muchos legendarios boxeadores provenientes de situaciones precarias, Valero nació y creció en un entorno rodeado de pobreza, mismo que lo orillaba a pasar mucho tiempo en las calles, en donde el conflicto y las riñas siempre estaban a la orden del día.

El “Inca”, como fue apodado más tarde, encontró desde temprana edad dentro del boxeo un refugio para poder expresar toda su ira y su frustración, sin imaginar que dicho talento lo llevaría muy lejos.

Vale la pena mencionar que dentro del ámbito amateur tuvo una carrera destacada con 86 contiendas ganadas y únicamente 6 derrotas, situación que le permitió ganar en tres ocasiones consecutivas el título venezolano.

Su carrera profesional

Ya para el año 2000 Edwin Valero era todo un fenómeno dentro de su país, y su debut profesional era más que esperado por el público venezolano, sin embargo, durante febrero de 2001 sufrió un accidente en su motocicleta y dicho lanzamiento profesional tuvo que ser pospuesto hasta el 9 de julio de 2002.

A partir de ese momento Valero demostró el poderío que tenía en los puños sobre el ring, y después de sus primeras de 12 victorias tras la vía del nocaut, los medios más importantes de Estados Unidos estaban preparados para transmitir su primera pelea de talla internacional, sin embargo, un médico en Nueva York le impidió combatir en esa ocasión al detectar irregularidades en su cerebro provocadas por su accidente vial en 2001.

Pese a ello, Edwin Valero no se detuvo y peleó en diferentes partes del mundo, siendo Japón el lugar en donde logró igualar el récord de Arthur “Young Otto”, que logró sus primeras 16 victorias por nocaut en el primer round en 1905.

 

Sus años de gloria

Con un poder de lucha imparable, el “Inca” rompió la marca de Susskind con una victoria por la vía del nocaut sobre Aram Ramazyan en Francia, para después vencer al panameño Whyber García y culminar por la vía del nocaut técnico a Genaro Trazancos, obteniendo 18 victorias por nocaut en el primer asalto.

Fue en su lucha contra el panameño Vicente Mosquera cuando Edwin Valero ganó su primer título mundial en la división de Súper Pluma de la Asociación Mundial de Boxeo, título que pudo defender en cuatro ocasiones, hasta que tuvo que dejar la vacante para subir de categoría a Peso Ligero, título que ganó tras vencer por nocaut en el segundo asalto a Antonio Pitalúa.

Su virtuosa pegada le permitió defender dicho título por mucho tiempo más, e incluso se llegó a hablar sobre un enfrentamiento entre el “Inca” y la super estrella del boxeo filipino, Manny Pacquiao, sin embargo, este encuentro nunca se pudo llevar a cabo.

El final de su carrera

Si bien su vida profesional se veía favorecida por los reflectores y crecía como la espuma, no se pudo decir lo mismo de su vida personal, ya que, a finales de marzo del 2010, Valero fue encarcelado debido a que golpeó a su esposa causándole una fractura de costilla. 

Pese a ello y a que ya en 2007 había sido denunciado por golpear a su madre ya su hermana, en dicha ocasión el peleador venezolano pudo salir bajo fianza.

Sin embargo, lo peor estaba por venir, ya que el 17 de abril de 2010 el peleador confesó que había asesinado a su esposa con un arma punzocortante en un hotel de la localidad venezolana de Valencia, situación que los llevó nuevamente a prisión sin derecho a fianza.

Dos días después, durante la madrugada del 19 de abril del 2010, Edwin Valero, con 28 años de edad, se colgó en su celda terminando de esta forma con su vida y con su brillante carrera dentro del mundo del pugilismo.

Ese mismo año Frank López, presidente de la Federación Venezolana de Boxeo, aseguró que era una situación lamentable para el deporte, ya que inclusive hubo negociaciones para concretar un posible combate entre Valero y Pacquiao a finales de ese año.

Definitivamente Edwin Valero fue uno de los mejores boxeadores que ha tenido Venezuela, y pese a sus errores en el plano personal, vale la pena reconocer su trayectoria profesional.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...