El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Alejandro Guerra y el Atlético Nacional se estrenan en el escenario internacional

A Atlético Nacional de Medellín le quedaba pequeño el continente. La conquista de la Copa Libertadores y llegar por segunda final de la Sudamericana en dos años, una pérdida con River Plate y otra cedida al Chapecoense.

En las del conjunto colombiano hay un protagonista criollo que hace historia junto a ellos. El primer jugador de estas tierras que alza el máximo certamen de la región se convertirá en el pionero venezolano en ver acción en un Mundial de Clubes cuando su equipo debute en esta edición ante el Kashima Antlers de Japón (6:30 a.m.) en la ciudad nipona de Osaka.

Sus rivales se posaron en esta instancia luego de superar las dos rondas previas ante el Auckland City y Mamelodi Sundows con victorias 2-1 y 2-0, respectivamente.

Los verdolagas llegan al certamen como la máxima piedra de tranca del Real Madrid, que mañana choca con el América de México en la otra semifinal. Más allá de su dominio reciente en el continente le sustenta un estilo de juego ampliamente de nido y atractivo.

“Nosotros confiamos plenamente en el trabajo que hemos hecho durante estos años con el cuerpo técnico. Veremos los videos del rival para conocer a los jugadores que enfrentaremos”, comentó el mediocampista de 31 años.

Guerra podría ser el primer vinotinto que tiene minutos en esta competencia. En 2004, en la última edición de la Copa Intercontinental estuvo Leopoldo Jiménez en la plantilla que cayó en penales ante el Porto, mientras que en 2009 Jeffrén Suárez celebró con el Barcelona pero en ese entonces no se había decidido en representar a Venezuela.

El catiense tiene amplias oportunidades de tener acción en la Tierra del Sol Naciente. Es uno de los jugadores de plena confianza del técnico Reinaldo Rueda, quien lo ha utilizado en casi todo el mediocampo: desde volante mixto hasta extremo por izquierda. “Se me da mucho la versatilidad y además estoy rodeado de talentosos jugadores que hacen el juego más fácil”.

Su timonel llega con mucha experiencia en campeonatos internacionales. Este será el quinto que dirija ya que acumula dos sub-20 de selecciones con Colombia y dos de mayores con Ecuador (Sudáfrica 2010) y Honduras (Brasil 2014).

“Siempre soñé jugar un Mundial de selecciones con la Vinotinto pero quiero aprovechar esta oportunidad. Esperamos brindarle alegrías a la gente de Medellín”, acotó el centrocampista.

A nivel continental, el Atlético Nacional ha tenido un 2016 soñado. Entre Copa Libertadores y Sudamericana disputó 24 partidos de los cuales ganó 15 y tan solo perdió uno solo. Afuera de las canchas, quedó visiblemente afectado por el accidente del avión del Chapecoense que se convierte en uno de sus alicientes anímicos de mayor importancia.

El portero argentino Franco Armani, el lateral Farid Díaz, el contención Daniel Arias, el extremo Orlando Berrío y el delantero Miguel Ángel Borja son las grandes cartas de presentación del “verde paisa”. La presencia del “Lobito” y de Macnelly Torres como revulsivos le da aún más opciones al entrenador.

Los colombianos tienen una espina con el certamen que se disputa en Japón. En la Copa Intercontinental de 1989 cayeron en el último minuto de la prórroga con el poderoso Milan de Arrigo Sacchi, que tenía entre sus las a leyendas como Franco Baresi, Paolo Maldini, Frank Rijkaard y Marco Van Basten.

Los verdolagas también contaban con una generación dorada con René Higuita, Andrés Escobar, Leonel Álvarez y Alexis García con Francisco “Pacho” Maturana en el banquillo.

La actualidad de los paisas da para soñar y el primer paso a la gloria podría darse hoy mientras que Alejandro Guerra escribe historia junto a ellos y para el fútbol venezolano.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...