El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Acuña Jr. afina motores para la temporada

El venezolano comienza a brindar destellos del buen momento físico que vive al dejar perplejos a propios y extraños con su increíble velocidad.

El venezolano Ronald Acuña Jr. no esperó mucho para crear más razones para creer que tiene el potencial de ser uno de los jugadores más electrizantes en la historia del béisbol.

Mientras los Bravos se encaminaban a una victoria por 5-3 sobre los Medias Rojas en Fort Myers, Florida, una vez más vieron cómo servía de bujía Acuña, quien mostró destellos de su velocidad al conectar un doble y anotó durante un primer inning de dos carreras.

“El año pasado, tuvo algunos problemas todo el Spring Training”, dijo el manager de los Bravos, Brian Snitker. “Pero con simplemente mirarlo y ver cómo se está moviendo, realmente está muy bien”.

 

Luciendo un poco más delgado que el año pasado, Acuña conectó una línea de doble contra la pared del jardín izquierdo y luego se deslizó de cabeza en la segunda base. Fue obligado nuevamente a exhibir su velocidad élite a los pocos minutos, cuando Jake Lamb conectó un sencillo al jardín izquierdo.

Demostrando que su brazo derecho está en perfectas condiciones, el coach de la tercera base, Ron Washington, mandó agresivamente a Acuña al plato, a pesar de que la superestrella de los Bravos no había llegado a la tercera base cuando el jardinero izquierdo J.D. Martínez tomó el fuerte imparable. El tiro de Martínez fue ligeramente desviado y no pudo ser atrapado por el cátcher Jett Bandy, dándole a Atlanta una rápida ventaja de 1-0.

“Perdió una cantidad considerable de peso”, dijo Snitker sobre Acuña. “Pienso que se siente muy bien. Creo que eso lo va a ayudar mucho para una temporada completa, que no esté cargando con tanto peso”.

Con los Bravos buscando su cuarta corona de la División Este en forma sucesiva en el 2021, la atención volverá a estar sobre Acuña, cuya combinación de velocidad y poder ha llevado a muchos a pensar que es el próximo Mike Trout.

Entre todos los jugadores de Grandes Ligas que hicieron al menos 50 carreras competitivas el año pasado, Acuña tuvo la sexta velocidad en sprint más rápida, con 29.2 pies por segundo.

Acuña's mindset in early ST

 

Acuña terminó el 2019 a sólo tres bases robadas de protagonizar apenas la quinta temporada 40-40 de la historia. Su intento por unirse al exclusivo club el año pasado se vio truncado cuando la campaña fue reducida a 60 partidos.

Acuña Jr. ranks No. 7 on Top 100

 

Pero el 40-40 sigue siendo una meta alcanzable para el jugador de 23 años, quien bateó .250 con 14 vuelacercas, ocho bases robadas y OPS de .987 en 46 encuentros de la ronda regular del año pasado. Dolores en la muñeca izquierda lo obligaron a pasar dos semanas en la lista de lesionados en agosto. Más importante todavía, el padecimiento lo siguió molestando a lo largo de la postemporada.

Acuña lideró a todos los bateadores de la Liga Nacional con un jonrón cada 11.43 turnos, pero hubo trechos en los que era obvio que su muñeca se iba a beneficiar del largo descanso que iba a tener durante la temporada muerta.

“Probablemente le estaba molestando más de lo que nos dejó saber”, dijo Snitker. “Es un muchacho fuerte y quiere jugar. Durante la temporada muerta, lo dejamos bastante tranquilo. Probablemente no trabaje tanto en las jaulas (de bateo) este año, simplemente para estar seguros”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...