El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Zulianos mantienen las tradiciones de Fin de Año

Tal y como enmarcan las tradiciones, los zulianos aprovechan las últimas horas del año 2016 para preparar los acostumbrados rituales, para atraer la buena suerte y la prosperidad.

A pesar de los elevados precios, usar ropa interior de color amarillo y comerse las 12 uvas a medianoche, para pedir los deseos, son por excelencia las costumbres más arraigadas en los venezolanos.

“Yo si me compro mi ropa interior amarilla todos los años, porque eso atrae la buena suerte y el amor”, comentó Yuneth Valecillos, quien en su último día de compras del año, llevó su conjunto para recibir el 2017.

En el centro de la ciudad y las tiendas de ropa íntima, los blumer amarillos se vendían como pan caliente y los comerciantes aprovecharon para recuperarse, luego de algunas semanas de ventas bajas. “Esta es una tradición que no pasa de moda, por eso invertí con los ojos cerrados. Las mujeres se vuelven locas comprando sus prendas amarillas los últimos días”, destacó Manuel Moreno, comerciante.

Por fuera, es las mesas de los buhoneros, los precios oscilan entre los 2 mil 500 y 3 mil bolívares. En negocios más grandes, los costos son más elevados y superan los 5 mil bolívares, según las marcas y modelos.

“Siguiendo esta tradición se atraen muchas cosas buenas, por eso yo siempre hago el esfuerzo de comprar un blumer de color brillante aunque sea”, dijo Yuneth.

Doce deseos con una uva

La compra de último momento siempre es el racimo de uvas, para colocarlas en la mesa para esperar que sean las 12:00 de la media noche y pedir los deseos del 2017.

Sin embargo, el alto costo del kilo de uvas, que se encuentra entre los 2 mil 500 y 3 mil bolívares ha establecido algunas limitaciones a la hora de realizar este ritual.

“Compramos un solo kilo para toda la familia y a veces lo que hacemos es que pedir todos los deseos con una sola uva, solo para simbolizar la tradición”, explicó Rosalba Quintero, ama de casa, quien desde tempranas horas del 30 de diciembre a naba los detalles para despedir el 2016 junto a sus familiares.

Sacar las maletas, para atraer las aventuras y los viajes, las mandarinas y lentejas en la mesa para la abundancia, escribir deseos y quemarlos, contar dinero, entre otras costumbres forman parte de la jocosidad con la que el venezolano, y otros países de América Latina celebran el 31 de diciembre.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...