El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Zulianos desconfían de la “potabilidad” del agua

Los días de espera por la salida del agua por las tuberías en ocasiones son interminables para los zulianos. Sin embargo, cuando la sequía parece terminar y el vital líquido se asoma por la llave, otro dilema surge: ¿está en condiciones aptas para el consumo humano?

Un color marrón inusual genera asombro en los ciudadanos. No parece agua lo que emerge de las tuberías y en ocasiones la primera reacción es dejarla correr un rato, a ver si comienza a salir cristalina.

“No sabemos si es agua potable o de las cañadas. ¿Qué nos están enviando por las tuberías?”, se pregunta Edward Romero, del sector Las Lomas.

La última vez que recibió el servicio ni siquiera pensó en usarla para otra cosa más que regar las plantas o para darle bomba al inodoro. Hervirla no bastaría, el color chocolate y el barro generan desconfianza en los usuarios.

En las redes sociales, los zulianos expresan a diario su molestia por recibir el servicio en tales condiciones. Las Lomas, La Pomona, Los Olivos, Santa María, Urbanización Sucre y El Pinar, son tan solo algunos de los sectores afectados, según reportes a través de la web.

Durante una rueda de prensa el pasado martes, el presidente de Hidrolago, Danny Pérez, explicó que la turbidez tiene relación con el período de sequía por el que atravesó el país desde hace tres años. Hay una sedimentación importante en los ríos que desembocan en los reservorios zulianos, por lo que el agua turbia entra en las potabilizadoras Wuinpala, Alonso Ojeda (Planta C), Pueblo Viejo, Machango y El Brillante. Situación que generó una baja importante en la presión con la que se bombeaba agua, dejando a las comunidades más remotas sin servicio.

A pesar de que los ingenieros y encargados del bombeo de agua en el Zulia garantizan la potabilidad del vital líquido, aún cuando presenta una coloración marrón, los zulianos poco o nada se fían de ello.

La promesa de los representantes de la hidrológica fue la normalización del bombeo y de la potabilización del agua para el día miércoles, pero hasta ayer comunidades seguían recibiendo el servicio en estas condiciones.

En el Guri

La temporada de precipitaciones en el país finaliza el próximo 30 de septiembre, lo que significa que la recuperación del embalse del Guri nuevamente se detiene, cuando alcanzó un volumen de 64,8 por ciento, según reseño La Patilla en su portal web.

A pesar de que el período de lluvia contribuyó a la recuperación del reservorio, luego de que en abril descendiera a niveles sumamente críticos.

El pasado miércoles, la represa se ubicó en su cota 262,61 metros sobre el nivel del mar (msnm), según cifras extraoficiales.

La amenaza para el embalse sigue latente a pesar del nivel alcanzado, pues si en el último trimestre del año las precipitaciones no superan el promedio histórico, podría repetirse el episodio de racionamiento que se vivió a principios del año.

José Aguilar, consultor en sistemas eléctricos, advierte que el parque termoeléctrico nacional fuera de fortalecerse, se deteriora, gracias a la falta de inversión y mantenimiento por parte del Gobierno Nacional.

Las termoeléctricas serían una opción viable para la generación eléctrica, según Aguilar, pero, por ejemplo, la planta Barquisimeto III inaugurada en marzo solo aporta 45 de 90 MW que se habían proyectado.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...