El diario plural del Zulia

Vecinos de Ciudadela Faría conviven desde hace tres meses entre botes de aguas negras

Danilo Tellez, vecino del sector, explicó que los entes regionales estuvieron revisando el alcantarillado, comprometiéndose a solucionar el inconveniente

Los vecinos de la Conjunto Residencial Ciudadela Faría padecen las consecuencias de ruptura de un colector de aguas servidas en la calle 65C del barrio Los Olivos.

Las familias habitantes de la zona aseguran que la problemática se remonta a tres meses a atrás. Para colmo de males, las constantes precipitaciones provocan un colapso en el sector, llevando las aguas negras a las calles aledañas.

El equipo reporteril de Versión Final acudió al lugar para conversar con los vecinos y los conductores que transitan la zona sobre los inconvenientes causados por las alcantarillas destapadas.

Danilo Tellez, residente del sector, explicó que los entes regionales estuvieron revisando el colector, comprometiéndose a solucionar el inconveniente.

El personal de la Alcaldía de Maracaibo vino con un camión bakum hace tres semanas, vaciaron y determinaron que el alcantarillado estaba roto", relata Tellez. “Hay que sustituir un pedazo de tubería, nosotros nos mantenemos a la espera”.

La demora en la respuesta del ayuntamiento marabino e Hidrolago, ocasiona que la calle 65C, donde suele haber un tránsito concurrido, continúe deteriorándose. El colapso en la vialidad afecta, no solo a los ciudadanos con domicilios cercanos, sino también a los conductores de transporte público.

Rutas como Curva - Bajo Seco y Cujicito atraviesan por la mencionada carretera, provocando daños en las unidades de transporte.

Algunos conductores recurrentes del sector afirman que el problema se origina en “La Curva de Molina”, a unos 3 kilómetros de la calle 65C y de la Ciudadela Faria.

A esto hay que sumarle la gran cantidad de basura en la zona. Los habitantes aseguran que el servicio del Aseo Urbano es constante, pero no parece dar abasto, ya que en el recorrido se apreció cúmulos de basura en diversos puntos.

Los afectados denuncian que las fuertes lluvias agravan la situación, debido a que las aguas residuales se esparcen hasta llegar a los edificios cercanos.

En ocasiones, las aguas negras entran hasta los edificios de la urbanización y no hay dolientes”, añadió Tellez.

Las familias afectadas hacen un llamado a las autoridades competentes para que “metan mano” al colector roto antes de que el daño sea mayor.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...