El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Una familia requiere más de 17 salarios mínimos para comprar agua en San Francisco

Por lo menos 30.000.000 de bolívares semanales en agua es la inversión que debe hacer una familia en la localidad sureña. Servicios como el gas, aseo, seguridad y salud son críticos en la zona

El servicio del agua es la principal falla que agobia a los habitantes de la parroquia José Domingo Rus en el municipio San Francisco, donde una familia de cinco habitantes debe gastar aproximadamemte 30.000.000 de bolívares semanales en compra de agua potable en pipas a camiones cisternas y botellones con agua filtrada para su consumo y para procesar alimentos.

Ese gasto de 30 millones de bolívares a la semana representan 120 millones mensuales, o lo que es lo mismo, un poco más de 17 salarios mínimos, tomando en cuenta el decreto presidencial del primero de mayo, que fijó esa remuneración mínima en Bs. siete millones.

Lainet Lastra, habitante de la avenida 49J del Conjunto Residencial Los Samanes, comentó las limitación que debe hacer para ahorrar dinero, “no lavo ropa y cuando lo hago gasto más”.

El costo acordado por la Alcaldía con los camiones cisternas es de 500 mil bolívares por pipa,  pero la venta real es de $1 por pipa o al cambio de la tasa del día”, explicó Jeanmer Maya habitante de la avenida 49F del conjunto residencial.

El gas doméstico no llega por tubería a la populosa urbanización conformada por 1.800 viviendas, por falta de conexión a la red pública, esto obliga a cientos de familias a comprar bombonas tarifadas en la zona de la siguiente manera: 10 kg – $5;  18kg – $9; 27kg – $12 y 43kg- $17.

El servicio no se recibe, se debe comprar por bombonas y el consejo comunal no realiza jornadas debido a que el presidente de dicha mesa recarga bombonas en su casa”, denunció Jhoan García, habitante de la avenida 49J.

Jeanmer Maya refirió que el aseo urbano no recoge los desechos y son lanzados en lugares de acumulación en la comunidad, sin ningún control sanitario; de paso hay una cañada alrededor del conjunto residencial llena de matas, basura y esqueletos de carros que hacen que las primeras tres cuadras se inunden cada vez que llueve.

La comunidad no sabe qué hacer con la basura, tenemos el sector con un ambiente muy insalubre”, agregó Johanna Avila, habitante de la calle 207D.

Al acecho

No hay cuerpos de seguridad que cuiden la zona”, dijo Lainet Lastra.

Fernando Alfonzo, habitante de El Soler, expresó su descontento con los cuerpos de seguridad señalados de practicar la matraca.

Mensajes se pasan por grupos comunitarios de WhatsApp: “Pila en el lote 18 Samancitos, se están robando los bombillos y le vamos a dar bien duro, estén pendientes, no dejen bombillos en los frentes”. A este le responden: “Es mejor buscar solución porque entonces debemos tener nuestros frentes a oscuras ¡Es mejor cazarlos y enfrentarlos!”.

Agoniza

Los puestos de salud están sin insumos ni personal capacitado”, aclaró Lastra.

Por su parte, la enfermera Farina Martínez, residenciada en la zona, aseguró: “Sí existen los locales de salud con  infraestructura deteriorada y se encuentran sin los insumos adecuados para el abordaje de algunas emergencias, aunado al escaso personal”.

Ciudadanos cansados de solo escuchar promesas en épocas electorales se han empeñado en buscar soluciones por cuenta propia y organización libre de politiquería.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...