El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Un nuevo caso de desnutrición de niño Yukpa llegó al Noriega

Como si se tratara de una epidemia, otro niño desnutrido llegó al Hospital Noriega Trigo. Esta vez le tocó a otro hijo de Menaida, la madre de José, niño yukpa de un año, recluido hace 15 días por desnutrición severa. Jaidelina, tiene apenas tres años y pesa siete kilos. Con el abdomen abultado y sus extremidades muy delgadas demuestra la mala alimentación que ha recibido.

Menaida está desconcertada. En las próximas horas su pequeño José será trasladado a la Unidad de Nutrición del Hospital Chiquinquirá. Pero ahora llega la penúltima de sus seis hijos con los mismos síntomas.

Segundo Romero llegó procedente de la Sierra de Perijá a la emergencia pediátrica. A Jaidelina la evaluaron los médicos y el diagnóstico fue desalentador para estos padres: tiene desnutrición severa, al igual que su hermano. Tiene una sonda para solventar el reflujo y con los tratamientos han podido desinflamar su estómago.

Esta familia solo come plátano, topocho y a veces granos. En la mayoría de los casos sin proteína. Menaida espera paciente ahora que sus dos hijos sean trasladados al Chiquinquirá.

Mientras que la suerte de Calvin, niño indígena también con desnutrición, pudiera cambiar en cualquier momento. Su madre Inés confía que donde viven es lo que contribuirá a su recuperación. Se aferra a regresar a la Sierra de Perijá.

Estos padres indígenas y residentes de la Sierra de Perijá aseguran que no se encuentran los alimentos. Así como José, Jaidelina y Calvin a cientos de niños que a veces se llevan una comida a la boca, otros se acuestan solo con un agua de arroz, de ahuyama o de yuca. El hambre está golpeando a nuestros ancestros.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...