El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Último adiós para el “Látigo de la gaita”

En el cielo suenan las campanas celestiales para dar la bienvenida a Germán Ávila, “El látigo de la gaita”, quien ahora descansa en la morada de un plano espiritual infinito. Ayer sus restos fueron paseados por última vez por las calles de El Empedrao, donde fue despedido al son de la gaita por familiares y sus eternos seguidores luciteños. Para cumplir su última voluntad, sus restos fueron velados con su gente. Desde tempranas horas, cientos de zulianos se dieron cita en el Salón Parroquial de la Basílica Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, donde se encontraba la capilla ardiente desde el pasado viernes.

Escoltado por familiares, amigos y personas del mundo gaitero y cultural, el féretro con las cenizas de Germán fue trasladado su barriada natal Santa Lucia y El Pozón del Saladillo, lugar predilecto del sonoro gaitero, donde sus tonadas retumbaron. Luego del sentido homenaje, fue trasladado al cementerio Corazón de Jesús, donde fue despedido entre una lluvia de ores, música y lágrimas.

Luego de sufrir complicaciones renales y cardiovasculares, Ávila falleció en la ciudad de Houston, Texas, el pasado 6 de mayo, a los 70 años de edad. “La voz”, hizo historia tras legar innumerables composiciones como La botellita y Trigueña hermosa, temas que suman valor a la historia tradicional del Zulia, pueblo que hoy llora la pérdida de uno de los gaiteros más representativos de nuestra región.

Será condecorado

El Secretario de Cultura, Giovanny Villalobos, anunció que la Orden Relámpago del Catatumbo le será otorgada post mortem a Germán Ávila.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...