El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Suspenden diálisis por falta de médicos

No pueden orinar. Tienen diagnosticados tres, cuatro y hasta 10 años y han venido atravesando por todas las situaciones críticas del país que se reduce a escasez de medicamentos, máquinas de diálisis dañadas y ahora la carencia de médicos.

Esta vez son los pacientes de la Unidad de Diálisis Maracaibo, centro privado donde son remitidos por el Insituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS). El sufrir diario por una enfermedad crónica les pone su vida a la par de un cronómetro.

Llegan a las 6:00 de la mañana al lugar. Los de esta tanda acuden martes, jueves y sábados, como ellos mismos lo dicen. No pueden perder ni una. Hacerlo es como tirar la silla con una soga al cuello. “Nos llenamos de líquido, tenemos derrame pleural y vienen las neumonías; entre otras cosas”, apuntan en la sala de espera.

Algunos en sillas de rueda, otros todavía caminando, esperan. Solo eso, esperan. Unas cuatro enfermeras le dicen a los 24 de la primera “tanda” que no hay médicos y desconocen la razón.

Son tres turnos diarios, es decir 72 pacientes con insuficiencia renal que quedaron sin su diálisis, solo este sábado.

“Ellos nos dicen que no nos pueden hacer las diálisis sin un médico, y lo entendemos porque si se nos sube la tensión o sucede otra cosa quién nos atendería”, expresó Johana Urdaneta quien tiene tres años de haber sido diagnosticada, teme por los compañeros que están estables y no pueden aguantar hasta el martes, desde el pasado jueves, última vez que los conectaron a las máquinas.

Marcos Romero, es el nombre del director de la unidad. “Lo llamamos y lo llamamos y no nos responde. Igual los doctores. Esto no nos había pasado antes pero ya estamos cansados de tanto contratiempo”, manifestaron todos en la sala.

Lewis Ferrer se vino más temprano desde La Concepción. Se acercó como lo hace regularmente con su madre Marina Valbuena, de 57 años. Esta vez no pagó taxis y cuando lo hacen gastan hasta seis mil bolívares por el traslado –eso depende de quien los lleve–, explica el mismo Lewis.

“No es justo que uno que viene de tan lejos para acá te encuentres con esto. Ellos no pueden esperar por ese tratamiento”.

No es primera vez

Según narraron pacientes y familiares, no es la primera vez que los hacen esperar. Hace dos meses llegaron las máquinas nuevas que tuvieron dañadas por unos cuatro meses. “En ese momento hacíamos cola, esperábamos para que nos hicieran las diálisis. Muchas personas murieron”, sostuvo Johana.

testimoniosversionfinal

El equipo reporteril de Versión Final trató de conversar con la coordinadora de enfermería, pero sin abrir la puerta de su oficina señaló que no podía rendir declaraciones y que estaban intentando resolver para iniciar el tratamiento. Mientras tanto, llegaban los pacientes de la segunda tanda.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...