El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

“Si el Hotel Victoria es un edificio de utilidad pública la Alcaldía no puede negociarlo”

Carlos Sánchez, arrendatario, cree que el Gobierno tiene todas las de ganar con las expropiaciones, aunque sus abogados aseguran que no haya sustento jurídico en la medida. Rechaza señalamientos sobre supuestos casos de prostitución infantil en sus espacios.

Decepcionado, defraudado, manifiesta sentirse Carlos Sánchez, arrendatario del Hotel Victoria, expropiado por la Alcaldía de Maracaibo el pasado 28 de noviembre de 2018, en base en el decreto 0035, de fecha 13 de septiembre de 2018, donde se declara las edificaciones y comercios como zona de protección especial del patrimonio histórico y cultural del casco central de Maracaibo.

El 10 de diciembre se concreto el desalojo del hotel mediante un decreto que atenta contra el desarrollo de la ciudad.

Sánchez, aclara que es dueño de la licencia de comercio y del mobiliario del Hotel Victoria, asegura que los dueños del edificio son varios accionistas, que se encuentran en Colombia, y cada local tiene su contrato de arrendamiento, igual que él.

Lo que no entiendo yo, es que si la expropiación del edificio es por utilidad pública, nada más me sacaron a mí, porque todos los demás están ahí, eso es lo que no entiendo

-El Alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, dijo a Versión Final que la zona del casco central de la ciudad y los terrenos fueron declarados como utilidad pública, se cumplirá con el mecanismo que está en la Ley, se va a un juicio, se establece un justo precio y la Alcaldía adquirirá todos esos establecimientos comerciales y terrenos. ¿Qué opina?

-Imaginate, qué puedo decir yo, si con la forma como me trataron a mi… Yo quedé mal de los nervios y que más, yo tuve que sacar todos los corotos de ahí, me dijeron que me tenía que salir en 24 horas y más bien duré una semana para poder sacar los corotos; y sin embargo, todavía quedan  corotos ahí.  Pero que más puedo decir yo, la ley es la ley, no puedo ir en contra de la Ley, hay que acatarla, pues. Los abogados de los accionistas me dijeron que fueron a hablar con el Alcalde. No sé si hablarían, en qué pararía eso.

– El Alcalde dijo que el Hotel Victoria fue expropiado “por unas profundas ilegalidades vinculadas con la explotación sexual de niñas y niños” ¿Es cierta esa afirmación?

– Veertale.  No, no, eso es falso. Además, yo tengo una notificación que me pasó acá el Sindico Procurador del Municipio Maracaibo y ahí no dice nada de eso.

-¿Qué dice la carta que le entregó el Síndico Procurador?

–  En la notificación que me pasaron a mi, no dice nada de eso.  Es más, eso se especulaba por ahí, pero que va, yo en eso no caigo, porque lo avisos están puestos abajo: prohibida la entrada a menores de edad,  prohibido el estado de ebriedad, prohibido estar sin documentos, ahí están dos avisos y hasta el mismo Síndico tuvo que ver los avisos, porque son bien grandes.

La notificación

De acuerdo con el arrendatario del Hotel Victoria, Carlos Sánchez, la notificación de expropiación que le entregó el Síndico Procurador del Municipio Maracaibo, dice:

Maracaibo 28 de noviembre de 2018

A los propietarios, poseedores, herederos, causahabientes y en general, todo aquel que tenga  interés directo en la propiedad de la edificación ubicada en la periferia del Casco Central de Maracaibo,  específicamente en la calle 99, Comercio, entre la Avenida 2, El Milagro y 8 Santa Rita, edificaciones destinadas en hacer vida comerciales y turísticas, las cuales se encuentran en estado de abandono,  parcial o total, en forma ociosa, y que haya sido objeto de  posesión indeseada o invasión (…).

“Y entonces ahí dice, en general, que atenté en contra del desarrollo turístico y comercial del municipio Maracaibo, y ahí viene lo de la expropiación”, explica.

-El Alcalde también afirmó ayer, que “todos los que estaban registrados  en el Hotel Victoria, no cumplían ni con uno de los principios básicos de la Ley del Turismo…  

– Yo pago Inatur. Yo estoy con la Cámara Hotelera y pago todos los servicios municipales, Sedemat… eso estaba al día. El Seniat, todo… Yo estaba preocupado de tener mis cositas al día. Ahora que se diga ahora lo de los menores de edad, no,  nunca, es más, los avisos están ahí, a la vista, de eso si me cuido yo, porque de ahí era que comía yo, de ahí era que me mantenía, entonces no me iba a exponer a que me cerraran el negocio por meter menores de edad, porque por eso si me puede cerrar el negocio la Prefectura, y de eso si me cuido yo, me cuidaba porque ya..

– ¿Cuánto tiempo estuvo usted con el negocio?

– Quince años tenía ya.

-¿Y cómo fue el trato al momento de la expropiación del Hotel Victoria, cómo fue el procedimiento?

–  Nada, me llegó el Síndico Procurador (Joon Labarca): Mira, tienes veinticuatro horas para desocupar. Entonces hablé con una apoderado, que me dijo que teníamos 15 días para presentar la documentación y todo eso. Al día siguiente, que era sábado, me llegó el Sindico y me dijo: ¿Usted, que hace aquí? Yo te dije que en 24 horas tenías que desocupar esto. Entonces yo le dije: ‘Pero cómo, si en 24 horas no se puede desocupar esto’. Total, empecé ese mismo día a sacar corotos y corotos. Duré una semana y todavía no pude sacar todo lo que me faltó.

–  ¿Qué cosas le quedaron adentro del Hotel?

–  Muebles, aires, así, repuestos y otras cosas ahí. Ya lo pasado es pasado, Dios sabe lo que hace. A lo mejor algo malo me iba a pasar ahí, a lo mejor, digo yo, yo me encomiendo a Dios, porque Dios sabe lo que hace.

– ¿En el momento del desalojo hubo amenazas, presencia de funcionarios militares, policiales? ¿cómo fue?

– No, no, no, tampoco fue así.  Un poquito la forma como le dicen a uno, las veinticuatro horas y eso, pero de lo demás no. De lo demás, todo bien.  Me dieron el chance de poder sacar todo, le entregué las llaves, se las entregué al Síndico y ya eso está en posesión de ellos.

– Y usted,  ¿qué pide, si ese era su establecimiento comercial, qué pide usted a la autoridad o cuál es su aspiración?

– Caramba, qué voy a pedir a estas alturas ya, si todo lo que tenía se me dañó. Usted sabe que en las mudanzas se dañan casi la mitad de todas las cosas.  Y la mayoría de los aires, la forma como los camioneros manejan  las cosas. Entonces bueno, se dañaron todas las cositas que tenía allá.  Y bueno, pagando ahorita, donde guardé las cosas, y eso. Y la única entrada que yo tenía era esa, de todas maneras, bueno, pa lante.

-¿Qué información tiene en relación con el destino del edificio?

–  Si el Hotel Victoria es un edificio de utilidad pública, ese negocio, me dicen a mi los entendidos, no pueden negociar con eso, que ellos no pueden negociar a terceros, vender a terceros, no sé, me dicen así.  Yo no sé qué irá a pasar con el de la joyería, no sé que va a pasar con el otro señor que tiene cuarenta años ahí.  El que vende camisas y eso ahí, tiene cuarenta años ahí.  ¿Qué va a pasar con ellos? Ya yo salí ya.

-¿Usted da ese arrendamiento como perdido, no acudirá a las instancias legales para que se le devuelva el arrendamiento?

– Todas las tienen ellos de ganar. Uno tiene todas las de perder y ellos tienen todas las de ganar, porque, ¿quién le gana al Gobierno? Imagínate, estoy defraudado, decepcionado, pero bueno, ahí hay un Dios. Yo todo se lo dejo a Dios. Ya a esta edad ya lo que tiene es que resignarse y entregarse a Dios y ya. Hay muchos del  mismo entorno que no están de acuerdo con eso, pero ajá, como se va a hacer.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...