El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Rolando Soto, un perijanero inolvidable

El gremialista, comerciante y productor pecuario rosarense falleció este primero de noviembre

La desaparición física de Rolando Soto caló hondo en su natal Villa del Rosario, en la subregión perijanera, en el Zulia y en parte importante del occidente venezolano. Su capacidad de lucha, amabilidad, tesón y trabajo, distinguió siempre al máximo representante de la Cámara de Transporte del Zulia. A sus 62 años, era un motor humano. Un promotor del cambio.

El presidente de Fedecámaras Zulia, Franco Cafoncelli, destacó su capacidad para promover, crear, generar. Lo recordará como un dínamo humano, siempre procurando hacer cosas para mejorar el entorno. Así destacó como fundador de la Cámara de Transporte del Zulia, representante de la Unión de Ganaderos de la Villa, donde guió a decenas de productores jóvenes para consolidar al gremio.

Cafoncelli contó que hace apenas dos semanas estuvo con él, visitándolo en unas de sus empresas en la Villa, donde también funciona Momentos 107.7 FM, una radioemisora de su propiedad. Allí tenía su oficina llena, de pared a pared, de reconocimientos por su destacada carrera empresarial y gremial. “Lo recuerdo hablando de todos sus planes y proyectos para seguir trabajando e impulsando su amada región de Perijá y desde allí al Zulia y Venezuela”, dijo Cafoncelli.

Inquieto, motorizador, dedicado. El Presidente de Fedecámaras-Zulia lo califica como muchos hombres de bien en un solo hombre, una llama viva. “Venezuela necesita más gente como él. Adiós hermano”, publicó en su Instagram.

Una opinión similar surgió de Gerardo Guerra. “Rolando Soto era una persona que siempre tenía espacio para escuchar a la gente de la Villa del Rosario, una persona digna y respetada. Todos sabíamos que en él íbamos a conseguir una respuesta, una orientación”. El director-fundador de Fedecámaras-Zulia.

“Cuando hablamos del hombre, me refiero a una persona impecable, que tenía años luchando con esta enfermedad, tenía cáncer. Fue incapaz de darle espacio. La gente lo veía y uno le preguntaba que si él no estaba enfermo, y respondía: ‘¿Quién te dijo que estar enfermo es estar acostado en una cama?’ Yo estoy luchando, trabajando, todo los días me levanto y soy el mismo”, rememora Guerra.

En eso coincide Cafoncelli. El espíritu de Soto era muy fuerte. Quienes no sabían de su enfermedad no imaginarían que la padecía

Promotor de sueños

Omar Márquez, directivo de Ugavi, fue su vecino. “Viví con él, puerta a puerta, desde hacía 31 años”, asegura.  Lo recordará siempre con admiración, respeto y amor. “Siempre defendió a los gremios. Estaba enfermo y falleció el jueves, pero me acompañó a distintas reuniones martes y miércoles. No se cansaba nunca. Decía que mientras pudiera lucharía por el desarrollo del municipio”, cuenta.

Márquez comenta que uno de sus mayores orgullos era el hecho de saber que su papá había fundado Ugavi hacía 59 años. Lo comentaba. “Con mi papá fundó hace poco más de 30 años la Asociación de Comerciantes Industriales de la Villa. Destaco su afán por impulsar obras sociales a través de estas instituciones”, sostiene.

Fue, entre múltiples responsabilidades, miembro y fundador de Fedecámaras-Zulia, presidente de la Asociación de Comerciantes Industriales de la Villa (Acivi), asesor de la Asociación de Ganaderos de Machiques, exdirectivo de la Unión de Ganaderos de la Villa, fundador de la Asociación de Transportistas de Leche y de la Cámara de Transporte Pesado del Zulia, empresario del ramo de los repuestos y productor.

“En la vida conseguimos seres vivos, pero cada vez es más difícil conseguir gente y él era gente. Hablar de Rolando no es muy fácil. Hace una semana lo visité, estuvimos en las instalaciones de la Cámara, lo hicimos fiel a un compromiso con Fedecámaras para tener la atención de un ser humano con una gran fortaleza, con buenas ideas para mejorar. Él siempre estaba trabajando,  buscando ideas, soluciones, defendiendo a los comerciantes”, aseguró.

Esther Suárez no puede evitar llorar al hablar de Soto. Su carácter generoso y bonachón la marcó. Recuerda como en algún momento impulsaron un proyecto comunicacional en agroturismo, que al final no pudo  cuajar por razones ajenas a ambos. “Él y su familia me trató con respeto y cariño. Me hizo sentir la grandiosidad de la calidez humana. Lo recuerdo con alpargatas y de gorra, sencillo, emprendedor y siempre con palabras de aliento y ayuda para los más necesitados. Sus palabras y su respaldo marcaron la vida de muchos”.

Suárez, comunicadora y administradora con el foco en materia de emprendimiento, gestiona junto con allegados y amigos de Soto la creación de una fundación que mantenga vivo su legado.  “Es lo más justo. Que su mensaje no se pierda en el tiempo”, expresó.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...