El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Remendar uniformes: la opción del regreso a clases

Mientras los niños descansan en casa, padres y madres salen un poco más temprano del trabajo para visitar los lugares donde puedan conseguir precios que les permitan a sus chamos el estreno escolar. Sin embargo, muchos se desvían en pleno casco central de la ciudad para buscar las sastrerías, donde puedan remendar el pantalón, la falda, o la camisa. Estrenar se hace cuesta arriba para los estudiantes este año.

Meterle ruedo, o par de centímetros a una prenda de uniforme cuesta entre mil y dos mil 500 bolívares en la sastrería de Esnel Paz. “Depende de lo que traigan los padres, pues muchas veces traen los cierres, el hilo, hasta los botones y uno cobra menos”.

Esnel habló de la calidad perdida en los uniformes que se ofrecen en el centro, valen mucho, y duran poco, es su opinión. Pero no hay mucho que pueda hacerse. Un pantalón estudiantil, con tela de calidad y a la medida, puede costar los 10 mil bolívares, por eso los padres no pierden tiempo y prefieren ahorrarse reparando las prendas heredadas de algún familiar.

En el local de Luis Zambrano las ventas han bajado, los padres ya no mandan a hacer pantalones nuevos, sus ingresos bajaron un 70 por ciento, incluso, el año pasado, de 400 pantalones que hizo, apenas lleva ocho. La reparación de los pantalones colegiales se mantiene de pie en el lugar, eso y los trajes que siempre llegan para remendar, meterle o ajustarle. Entre faldas y pantalones escolares puede arreglar unos 30 semanal. La reparación de ruedo, y meterle en cintura cuesta mil bolívares.

En la calle Carabobo está el señor Ramón Jaraba, hace trajes y arregla desde uniformes militares, hasta vestidos, y pantalones. Las prendas escolares apenas empiezan a aparecer en su local, donde de entrada le ofrece a sus clientes los pantalones ya confeccionados. “Lo vendo en siete mil, porque afuera los venden hasta en doce mil, la tela es de calidad y se le hacen los toques adicionales que sugiera el cliente”, expresó.

Ramón cobra igual que Luis y Esnel por coger ruedo, o meterle unos centímetros a una pieza escolar, no pasa de los un mil 200 bolívares, pero también enfatiza que depende de lo que venga buscando el cliente.

La economía está garantizada en las familias que decidan recuperar los uniformes de los hermanos, primos, o algún amigo.

Remendando el calzado

En el centro de la ciudad arreglar un zapato depende del estado en que se encuentre. Muchos padres han llegado al puesto de Juan García, la mayoría para pegar y coser, por el servicio solo cobra un mil 500 bolívares.

Juan Fernández indicó que para los finales de agosto, los padres llegarán en cantidad, traen hasta cinco pares de zapatos a reparar, “porque en las zapaterías no hay ni ofertas”.

Euris Pirela espera que cuando la fecha se acerque la clientela no aumente, porque “no se consigue material, pedimos a los clientes que lo traigan ellos y se lo reparamos, porque todo está caro”. Él cobra seis mil bolívares por cambiar suela, pegar, coser, y pulir zapatos escolares.

Uniformes seguros

El secretario de Gobierno, Giovanny Villalobos informó que se está planificando con todas las empresas de producción social y cooperativas donde se colocarán los recursos para confeccionar las cantidades de uniformes que se les venderán a precios justos.

“En el Zulia estamos esperando las coordinaciones y en los próximos días sabremos la cantidad que se fabricarán”, resaltó Villalobos, quien además destacó que son más de un millón 200 mil niños los que se educan en la región.

El oeste será prioridad. En los sectores más vulnerables de la capital zuliana se concentrarán estas entregas, que el secretario indicó, se planifica para ser entregadas o con el mismo mecanismo de los CLAP, casa por casa, pues ellos ya manejan la información de la cantidad de infantes por familia, o en las ferias escolares.

Villalobos destacó que el gobernador, Francisco Arias Cárdenas y la primera dama, Margarita de Arias, atenderán también incluso aquellas familias que no les alcanza para adquirir los uniformes escolares para sus hijos, a precio justo.

 

 

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...