El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Presidente del CRU: Maracaibo debe enrumbarse al desarrollo y al orden

José Antonio Robles, presidente del Centro Rafael Urdaneta (CRU), enfatizó que “no hay una visión prospectiva de la urbe que queremos” y que el principal problema de la planificación urbana de Maracaibo es que “tiene una imagen preconcebida y de ahí no sale”

“Maracaibo puede convertirse en una ciudad renacida y redefinida porque las metrópolis están en constante evolución, no son estáticas”, es la idea que tiene sobre el futuro de la capital zuliana el arquitecto José Antonio Robles, presidente del Centro Rafael Urdaneta (CRU).

Según el abogado, el principal problema de la planificación urbana de la ciudad es que “tiene una imagen preconcebida y de ahí no sale”. 

“Es una ciudad costera que debe retomar el contacto con el Lago, que se debe limpiar (…) En el Zulia, más allá del ornato, la seguridad y las vialidades, tiene que tener actividades culturales, educacionales, atractivos para el inversionista y seguridad jurídica por eso es que hay nuevos comercios y más movilización”, refirió.

Robles enfatizó que “no hay una visión prospectiva de la urbe que queremos”. “Debe ser un consenso de todos, no solo de la Alcaldía, la Gobernación del Zulia, el CRU y los Ministerios. Todos deben intervenir para que Maracaibo en sus 500 años sea esa ciudad que merecemos”, añadió.

Consideró que la urbe la diseña los arquitectos e ingenieros pero la construyen los políticos. “Ellos son los que toman las decisiones. Muchas veces las metrópolis son producto de los caprichos, errores y aciertos de los gobernantes. No es casualidad que hay ciudades que parecieran que tienen más éxitos que otras”, refirió.

“Maracaibo tiene aciertos pero también errores. Es una ciudad muy compleja porque fue una entidad puerto, ya no lo es, es costera, tropical, caribeña, industrial, universitaria, una entidad que tiene parte de anarquía y caos. Ha crecido espontánea aunque se ha tenido planificación, hay anarquía en su evolución”, sentenció.

Proyectos de CRU para la evolución de Maracaibo

Ante esta idea de desarrollo y orden, el Centro Rafael Urdaneta está en proceso de elaboración de planes para la evolución de la capital zuliana.

“Algunos de los proyectos que se manejaban en años anteriores, que quedaron sin ejecutar, se están rediseñando. Hay planes que se van a retomar para su construcción, intervención y mantenimiento como la Plaza Baralt. El Callejón de los Pobres, Las Pulgas, Calle Carabobo. Así como edificaciones histórico-patrimoniales como la Casa de la Capitulación, la Casa de Udón Pérez y el Centro Comercial Empedrado”, reveló Robles a Versión Final. 

Detalló que “posiblemente” se cambie el uso de mini locales comerciales del C.C. Empedrado a oficinas para la dependencia de la Gobernación y como forma de darle vida al lugar. “Desde que se construyó nunca estuvo 100 % completo. El CRU conserva la mayoría de las propiedades”, comentó.

El Bulevar costanero, la biblioteca infantil y el proyecto Laguna Azul de Cabimas, son otras de las obras que plantea ejecutar durante su gestión. A estos trabajos se unen la intervención de la casa natal de Rafael Urdaneta y algunas iglesias.

“El CRU apuesta por el rescate y  el plan de integración urbana que llevará a repoblar y revitalizar el centro histórico de Maracaibo. No solo desde el punto de vista comercial y residencial, sino cultural y educacional”, agregó.

Ya que el CRU es una empresa mixta, “una sociedad anónima con dos accionistas: La Gobernación del Zulia con un 64 % y el Ministerio de Hábitat y Vivienda con un 36  %”, también desarrollan estrategias con el Gobierno nacional.

“El Ministerio nos ha permitido ser ejecutores de viviendas y posiblemente retomemos ese rol. Hay proyectos que son residenciales que tienen que ver con el Gobierno que se están entregando para su desarrollo presupuestario y próxima ejecución. No solo viviendas de estricto interés social, sino aquellas casas con interés histórico patrimonial como en la Calle Carabobo y Santa Lucia que cuestan un poco más repararlas y construir por sus elementos más costosos”, resaltó.

En gestión pasada “no se hicieron grandes obras”

El abogado lamentó que en la gestión pasada el CRU estuviera paralizado. “No se hicieron grandes obras e inversiones. Esta nueva administración, impulsará todos los proyectos que se hicieron y  los que van a surgir no solo en Maracaibo, sino fuera del municipio”.

Robles acentuó que la evolución de Maracaibo es  una decisión política pero también es ciudadana.

“Los maracaiberos también tenemos un rol y somos culpables de tener la ciudad que tenemos. (…) Lo  importante es que hay planes. En el Zulia nos hemos caracterizado por tener proyectos para todo, hay muy buenas planificaciones pero el problema es la siguiente fase, la gestión. No sabemos gestionar. Un plan tiene las fases de diagnóstico, propuesta y puesta en marcha”, complementó.

Agregó que muchas veces se ponen en marcha los proyectos pero no se continúan o se mantienen. “Las ciudades son máquinas de triturar dinero, pero si la ciudad no genera tributos, recursos y riquezas, está destinada al fracaso”, argumentó.

El arquitecto consideró que “La tierra del sol amada” podría ser una ciudad productiva y atractiva para el turista e inversionista.

“¿Por qué el empresario no apuesta? Porque es mucho más costosos en comparación con otros estados. Así no le cobres impuestos a ese empresario le es más caro. Servicio, combustible, electricidad, mano de obra, extorción”, razonó.

De acuerdo con Robles, Maracaibo podría ser una ciudad donde lleguen cruceros. “Pero ahora es impensable ver este hecho en el puerto, pero por qué no, quién  quita que en el futuro suceda”, auguró.

Desde lo arquitectónico, el presidente del CRU reprochó que se ha querido interpretar a Maracaibo como una ciudad colorida, “pero los colores corresponden a una identidad y un estilo arquitectónico de una época”.

“En Maracaibo se rompió con lo tradicional en la última gestión de la Alcaldía. Prácticamente se usurparon las competencias del CRU e intervinieron de mala manera, algo dicho no solo por esta institución, sino por conocedores, los académicos, gente que ha trabajado el quehacer urbano”, cuestionó.

Dijo que su compromiso es mantener las edificaciones con su originalidad y el acabado arquitectónico referente de las zonas históricas, como las tejas, gárgolas, ventanas, entre otros. Este tipo de acciones las comparó con lo desarrollado en ciudades como Venecia y Cartagena, sitios donde se mantiene su identidad a través del tiempo.

“El  CRU va a ser otra vez importante, una institución símbolo de lo que es el Centro Histórico de la ciudad. Nuestros casi 35 años de fundación lo avalan”, refutó.

Para lograr esto, Robles dijo que el CRU está dando pasos para ser asociado de la dependencia de Hábitat  de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el rescate del patrimonio historio y urbanístico de la ciudad.

“Estas alianzas que se irán dando a través del Ministerio van a permitir que tengamos una planificación eficaz y que verdaderamente lleve al Centro a ese esplendor económico y arquitectónico. Queremos recuperar nuestro Centro de la mano de la empresa privada, los  trabajadores formales e informales. El Casco Histórico es de todos y puede ayudar a redimizar la ciudad”, finalizó.

Estacionamiento, control de comercios y restauración, los principales proyectos del CRU para la Plaza Baralt 

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...