El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Personal del “Corazón de Jesús” exige vigilancia policial

“Ya viene el día de las madres y no sabemos a quien vamos a visitar”, comentan los dolientes en medio de la protesta que realizaron en el frente del Cementerio Corazón de Jesús, en la avenida La Limpia. Están cansados de ir cada fin de semana a visitar a sus difuntos y encontrarse con tumbas profanadas y las osamentas dispersas en la arena.

Con ataúdes viejos y corroídos, que de por sí están regados por todo el camposanto, los familiares cerraron la vialidad exigiendo respeto a la memoria de sus muertos y seguridad en el recinto. Sin embargo, las escenas dantescas están dentro.

Cráneos —incluso con cabellos aún—, dentaduras y otras partes de la osamenta de los cadáveres rebosan de los osarios. Quienes van de visita deben incluso pasarles por encima, denuncia Jesús Materán. Su padre “descansaba en paz” desde hacía poco más de un año, hasta que su tumba fue profanada el pasado fin de semana.

“Es terrible tener que vivir esta situación, por encima del dolor de nuestras pérdidas”, lamenta Jesús. Señala que los parientes no descartan la complicidad interna, entre trabajadores y sepultureros.

Rituales de santería, venta de cráneos a estudiantes de medicina, búsqueda de dientes de oro e incluso la usurpación de bóvedas son las razones que re eren los parientes, para que sus seres queridos sean ultrajados de tal forma, aún después de la muerte.

El 98 % de los osarios y bóvedas, “por no decir que todas”, están profanados, según Hineska Piñeiro, ecónoma del cementerio. La situación se escapa de sus manos, explica. Desde que la Policía de Maracaibo está intervenida se dejó de resguardar el lugar.

“Tenemos carpetas, tras carpetas de las denuncias que se han efectuado ante los cuerpos policiales, y seguimos sin resguardo”, dice Hineska y además apunta que se ha solicitado que se instale un comando permanente en el cementerio. “Esta sería la solución, pero tenemos meses esperando la aprobación”.

Rino Montiel, director de Servicios y Mercados Públicos de Maracaibo, manifestó que los dolientes estaban en su derecho, pero que los reclamos deben dirigirlos ante los cuerpos de seguridad. “Si invertimos hoy en reparar osarios o colocar luminarias, ya mañana no las tenemos”, apuntó el responsable del camposanto.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...