El diario plural del Zulia

Patrimonio zuliano en peligro de extinción: Santa Lucía suplica restauración de sus casas

“Nosotros pedimos que nos ayuden, que nos den un préstamo. No queremos nada regalado, solo un crédito que podamos pagar y así poder arreglar nuestras casas", refieren los afectados

Las casas patrimoniales de El Empadrao han perdido su colorido, se muestran deterioradas y agonizan ante el colapso de sus paredes y techos altos a la vista gorda de los gobernantes regionales y a las afectaciones recientes provocadas por las constantes lluvias que han azotado a Maracaibo en los últimos días.

El característico sector, cuna de gaiteros y de la mártir Santa Lucía, pide a gritos una atención inmediata para evitar la extinción del patrimonio histórico arquitectónico, declarado el pasado 08 de septiembre de 1992 por la Alcaldía de Maracaibo, durante la gestión de Fernando Chumaceiro, el primer burgomaestre de la capital zuliana.

Un caso particular es la vivienda de Yanet Fernández, que a pesar de estar ubicado frente a la iglesia parroquial, tiene más de 10 años sin techo y con una estructura deteriorada que podría colapsar en cualquier momento: “Primero se me cayó la parte del frente, luego la sala y finalmente la de atrás que por recomendación de los bomberos se tumbó para evitar un desastre mayor”, relató la afectada.

"Ya hemos hablado (con la alcaldía) para pedir ayuda pero siempre nos dicen que no hay recursos, todos los años vienen gobernantes a la iglesia y ellos han tenido que mirar para acá pero nunca ofrecen ninguna respuesta”, lamentó.

“No queremos nada regalado”

La luciteña de 65 años, resaltó que “no estamos pidiendo que nos regalen nada lo que sí queremos es que nos ayuden al menos con un préstamo que podamos pagar mensual para restaurar nuestra vivienda”.

Su opinión es compartida por Luisa Aranaga, quien también se ve seriamente afectada por el mal estado del techo de su vivienda, en su caso, tuvo que habilitar una habitación "porque aquí no podemos estar, cuando llueve escampa primero afuera que adentro y eso nos impide poder habitar nuestro hogar donde hemos permanecido desde que nacimos”.

La dama de 71 años, refirió que ha entregado infinidades de solicitudes a la Gobernación y a la Alcaldía; “la última fue cuando vino Manuel Rosales a inaugurar el Boulevard Santa Lucía y a penas me llamaron el martes de esta semana (…) me tocará esperar a ver si logran brindarme una solución al respecto y poder mejorar o reemplazar el techo que se está cayendo a pedazos”.

“Nosotros pedimos que nos ayuden, que nos den un préstamo. No queremos nada regalado, solo un crédito que podamos pagar y así poder arreglar nuestras casas, esto es un patrimonio pero nadie viene a hacer nada por ella, toda mi casa está en ruinas”, reiteró la afectada que con ve la rehabilitación de la Iglesia Santa Lucía como una oportunidad para que el Centro Rafael Urdaneta (CRU) atienda la emergencia de los hogares que son iconos de la ciudad.

Afección en cadena

Por su parte, Carmen Martínez, quien también presenta el mismo problema, se mostró preocupada porque la estructura de las viviendas “están pegadas” y pueden llegar a afectar a una hilera completa, “es lo que todos queremos evitar pero necesitamos de apoyo del Gobierno para poder trabajar”.

Detalla que las últimas precipitaciones causaron más desastres en la hilera de viviendas perjudicadas que, irónicamente, se ubican frente al templo que se encuentra en remodelación con una inversión de 51 mil dólares; “con las lluvias de estos días me he visto más afectada porque toda la casa se moja y tengo que salir corriendo a mover la cama, los muebles y todo para que no se me dañen”.

También manifestó que le preocupa la condición de su pared perimetral que colinda con el hogar de Yanet, la cual no cuenta con techo desde hace más de 10 años, “esa pared está deteriorada, a punto de caerse y por ahí también se nos filtra el agua porque ya no tiene friso ni nada que la proteja”.

Según los vecinos de la zona, el problema se podría agudizar si alguna de las estructura colapsa, “porque todas están unidas y al caerse una, la otra también”, por eso instaron a las autoridades regionales a abocarse a atender la problemática para evitar que pierdan el hogar que han mantenido durante larga vida.

Los casos coinciden en que las reparaciones “son muy costosas, ya una buena lámina de zinc cuesta hasta 35 dólares, la mano de obra también se cobra en divisa”, por lo que insisten en un apoyo gubernamental, un crédito o préstamo que ellos puedan cancelar mensual por cuotas mensuales "pero que nos sirva para evitar que esto se caiga, porque está a punto de colapsar por completo”.

La histórica zona se prepara para recibir la visita de la reliquia de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá este lunes 3 de octubre y confían en su devoción para que “le salgan dolientes a estas casas” que poco a poco han ido perdiendo el brillo y su esencia que engalanan al casco central de Maracaibo para propios y visitantes.

MARACAIBO,VENEZUELA,30-09-2022. DUEÑOS DE CASAS EN LA PARROQUIA DE SANTA LUCIA SOLICITAN AYUDA PARA RESTAURACION DE INMUEBLES TRADICIONALES, CONSIDERADOS PATRIMONIO ARQUITECTONICO DE LA CIUDAD.

MARACAIBO,VENEZUELA,30-09-2022. DUEÑOS DE CASAS EN LA PARROQUIA DE SANTA LUCIA SOLICITAN AYUDA PARA RESTAURACION DE INMUEBLES TRADICIONALES, CONSIDERADOS PATRIMONIO ARQUITECTONICO DE LA CIUDAD.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...