El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Ojeda es este jueves la capital del Zulia

Una redoma con un tanque para el almacenamiento y suministro de agua y más veinte casas. Ese fue, en planos, el punto de partida aquel 19 de enero de 1937, cuando el entonces presidente de la república, Eleazar López Contreras decreta la fundación de Ciudad Ojeda, para darle territorio firme a lo que era conocido como Lagunillas de agua. La construcción de la ciudad se inició después, en julio de 1937 y participaron el Gobierno venezolano y las compañías petroleras.

El historiador Claudio Suárez detalla que el incendio con más de 200 muertos en Lagunillas de Agua, el 13 de noviembre de 1939, acelera el traslado de la población a la nueva ciudad. Una vez constituida como urbe, con sus viviendas, fincas y la Plaza Alonso de Ojeda, comienza la llegada de los europeos, quienes para 1945 huían de la Segunda Guerra Mundial: italianos, españoles, árabes, portugueses y chinos apostaron por arribar a una zona cálida y llena de oportunidades, la del auge petrolero. Llegaron apalancados por las políticas de Gobierno como parte de la ayuda a los inmigrantes.

El caudal humano impulsó la industrialización y el desarrollo. En los 70, el crecimiento urbano se expande por los cuatro costados: Las Morochas por el norte; por el sur, una cadena de casas hasta Campo Mío; por el este, la Carretera 44; y por el oeste, el Lago de Maracaibo, en cuyas riberas se asentaron decenas de contratistas. Así se construyeron edificios modernos: El Américo Vespucci, las dos torres del Hotel América y el Don Pepe. Este jueves Ciudad Ojeda sirve como centro de operaciones de Pdvsa. La expropiación de cientos de contratistas hace casi 10 años generó un impacto negativo en su desarrollo. Sin embargo, a diario se levanta por la pujanza de su gente.

Consolidación

Mervin Méndez, alcalde de Lagunillas, fue reelecto cinco veces. “He tenido la responsabilidad de dirigir la ciudad por muchos años, siendo el autor de las grandes obras: Construimos el Terminal de Pasajeros, el Mercado Popular, el Mercado de Buhoneros, el edificio sede de los Poderes Públicos. Consolidación de 200 barrios con acueductos, aceras, brocales, con un esfuerzo mancomunado con la Gobernación del Zulia y el Gobierno nacional a través de Produzca”.

Entre los íconos de la ciudad destacan el mural más grande, obra de Manuel Vargas, la plaza Alonso de Ojeda y el boulevard Sucre. “Todo lo que tenemos dice que somos una ciudad pujante para el desarrollo, a pesar de la afectación que tuvimos con las expropiaciones, lo que significó un infarto económico en la zona, con más de 72 empresas que dejaron de funcionar en 2008”, dijo el burgomaestre del municipio Lagunillas.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...