El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

"No hay vacunas Sputnik V para segundas dosis en BanZulia", denuncian adultos mayores

La sede del programa de atención de salud en Maracaibo estaba abarrotado de abuelos que, aunque en su tarjeta de vacunación tenían cita para colocarles la segunda dosis de Sputnik V, los devolvieron a sus casas con órdenes de regresar "dentro de 15 días"

No hay Sputnik!", grita una y otra vez un Guardia Nacional (GN) a las afueras del centro de vacunación BanZulia, ubicado detrás de la Biblioteca Pública del Estado. Y es porque el lugar no cuenta con vacunas para aplicar las segundas dosis del fármaco contra el Covid-19 Spunik V a los adultos mayores.

Según denuncias hechas a Versión Final por parte de los mismos afectados, desde la semana pasada los trabajadores médicos del lugar y funcionarios de la GN aseguran que no será posible cumplir con la inmunización completa con la vacuna rusa "hasta dentro de 15 días", un lapso de tiempo que todos ponen en duda y vislumbra un oscuro panorama en cuanto a los planes de inmunidad de rebaño que propone el Ejecutivo.

Allí, solo están inyectando a los menores de 60 años con la china Sinopharm.

Este lunes, la sede del programa de atención de salud estaba abarrotado de marabinos que, aunque en su tarjeta de vacunación tenían cita para colocarles la segunda dosis de Sputnik V, los regresaron a sus casas. Cerca de 70 personas de la tercera edad, la mayoría bajo el inclemente sol, se vieron obligados a retirarse del lugar sin éxito.

"Esto quiere decir que todas las personas que se vacunaron con Sputnik V y les tocaba esta semana, desde la semana pasada, están siendo rebotadas para dentro de 15 días", comenta en tono molesto la hija del señor Rubén Montolla, quien tiene 80 años y sufre de diabetes e hipertensión.

Su primera dosis se la colocaron el pasado 14 de junio. Luego de 21 días, este 5 de julio, debió haber sido inmunizado por completo.

No tomaron en cuenta la segunda dosis, ellos (Gobierno) deberían guardar la segunda dosis para las personas que ya fueron vacunados con la primera. Deberían llevar un registro. Si a mi papá le toco la primera dosis, él tendría que tener su segunda dosis asegurada porque si no ¿cómo le dan un fecha?", se pregunta Adelaida Montolla.

Una de las sugerencias hechas por los perjudicados es que el Ministerio de Salud informe a través del Sistema Patria que no hay disponibilidad de fármacos para las segundas dosis.

"Está bien, no hubo buena coordinación en almacenar, resguardar, la segunda dosis pero ¿por qué no informar a las personas sino hasta que llegan a BanZulia? Estamos hablando de puros adultos mayores, con patologías", expresa la mujer.

Reprogramación de segunda dosis inexacta

Al igual que Rubén, a la ciudadana Zenaida Pernalete "la echaron pa' tras" el pasasdo viernes 2 de julio cuando se dirigió al centro de vacunación a cumplir con su inoculación contra el SARS-CoV-2 luego de los 21 días reglamentarios. "Me dijeron que la vacuna rusa no había llegado y que no sabían para cuándo, que estuviera pasando por BanZulia a ver si ya había", comenta la abuela de 73 años, con condiciones cardiacas.

Ella, como cientos de adultos mayores, asisten a sus citas en transporte público o caminando, bien sea desde el Centro de la ciudad o de cualquier otro punto.

En la cola ves a muchos viejitos con la tensión alta, algunos con bastón, cansados, sedientos, ¿para que ellos nos digan que no hay vacunas para la segunda dosis? Es una falta de respeto y consideración, teniendo en cuenta que en mi cartón dice que me tocaba ese día. Nos toca seguir esperando", añade Zenaida.

Los familiares también se muestan indignados por la pérdida de tiempo que les hacen pasar

En el caso de Rubén, su hija compró gasolina "cara" para trasladarlo al lugar. "Esas personas que tuvieron que venir caminando o en transporte público, o cómo hicieron sus familiares para trasladarlos por el tema de la gasolina, perdieron el día. Como si venir dentro de 15 días en estas condiciones fuera algo normal. En nuestro caso perdimos la gasolina y el dinero", refiere, por su parte, Adelaida.

Hasta el momento, se desconoce si la situación se repite en otros centros de vacunación de la capital zuliana. Según reportes de redes sociales, la escasez de vacunas Sputnik V sí está presente en Caracas y Miranda, donde los ciudadanos de la tercera edad han reclamado al Gobierno mayor información.

Otra característica que llama la atención es que, en el cartón de inmunización, la fecha para la segunda dosis en todos los casos ha sido escrita con lápiz, no con bolígrafo como la primera.

Y, para esta reprogramación, el personal de salud que labora en BanZulia no anotó "ni siquiera fecha para los próximos 15 días".

"Es solo lo que dice en el letrero en la puerta y lo que gritan los GN. Esto no te garantiza que dentro de 15 días sí esté la vacuna para la segunda dosis", manifesta la hija de Rubén.

¿Afecta esto la efectividad de protección?

Alexander Guintsburg, director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, en Rusia, informa que es posible administrar la segunda dosis de Sputnik V hasta tres meses después de la aplicación de la primera dosis sin afectar el porcentaje de inmunidad que genera la vacuna.

"Creemos que es posible aumentar el intervalo mínimo entre la primera y la segunda vacuna desde los 21 días aprobados anteriormente hasta tres meses. La extensión del intervalo no afectará la respuesta inmune”, declara Guintsburg.

El pasado 8 de junio, el Ministerio de Salud venezolano hizo pública la decisión de postergar la aplicación de las segundas dosis de Sputnik V citando las palabras del director Instituto Gamaleya en Twitter.

Una de las razones para ampliar el tiempo es poder cubrir a la mayor cantidad posible de personas con las primeras dosis en medio de la limitada oferta de vacunas, mientras los fabricantes producen y envían las segundas dosis.

"Siempre lo recomendable es completar las dos dosis de acuerdo a los tiempos estipulados. La evidencia disponible alcanza para comprobar que la primera otorga la suficiente protección como para aguardar la segunda dentro de los tres meses y no se debería esperar mucho tiempo más después de ese período para aplicarla. Durante ese tiempo es posible que la inmunidad sufra un leve descenso, pero no lo suficiente como para el reinicio del proceso", dice, por su parte, el infectólogo y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), Ricardo Teijeiro.

El especialista explica que, luego de los tres meses, la protección comprobada “puede ir disminuyendo a medida que pasan los días”, aunque aún no hay certeza de que ocurra luego de ese lapso. “Lo ­ideal es respetar las fechas de los estudios de vacunación para determinarlo”.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...