El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Menos del 15 % de pacientes recibe dieta adecuada en los hospitales del país

Los datos de la Encuesta Nacional de Hospitales reflejan que buena parte de la alimentación que reciben los pacientes son suministrados por los familiares, sin mayores indicaciones de como deben ser esas dietas especiales.

La nutrición en los centros de salud pública en Venezuela sigue en condiciones precarias. De acuerdo con los datos recabados en la Encuesta Nacional de Hospitales apenas 19 % de los pacientes reciben dieta con las indicaciones médicas adecuadas.

El reporte resalta que esto ocurre pese a que los servicios de nutrición hospitalaria y de fórmulas lácteas en hospitales pediátricos son parte del esquema de tratamiento integral con el que deben contar los pacientes, para la mejoría de cada una de las patologías clínicas.

Aunque la frecuencia de tres platos de comida al día ha presentado una mejoría cercana al 10 % entre 2018 y 2022, todavía la posibilidad de que la alimentación acompañe a las indicaciones médicas como parte del esquema terapéutico sigue siendo insignificante.

Esto ocurre porque en ese periodo los servicios han estado "abiertos" entre un 83 % y 95 %, pero solo 65 % de ellos entregan la dieta tres veces al día, “debido al desabastecimiento de productos, la falta de personal calificado y las interrupciones de servicios

Es por esto que los datos de la Encuesta Nacional de Hospitales reflejan que buena parte de la alimentación que reciben los pacientes son suministrados por los familiares, sin mayores indicaciones de como deben ser esas dietas especiales.

Sin atención en nutrición pediátrica

El caso de las fórmulas lácteas solo fue evaluado en las instituciones que cuentan con este servicio en pediatría y se reveló que la situación es mucho peor, la calificación de que “no hay” o “es intermitente” llega al 75 % de los casos y no ha variado sustantivamente desde 2018 hasta ahora.

Este valor es de importancia crítica ya que los infantes hospitalizados son los más dependientes de la alimentación casi exclusiva con fórmulas lácteas, sobre todo a los menores de un año donde las causas de hospitalización por enfermedades diarreicas, respiratorias y desnutrición son las principales comorbilidades vistas en nuestros centros.

“Lamentablemente no se ha visto mayor cambio en este indicador en los últimos cuatro años y esto deja en una situación precaria a la familia de los niños hospitalizados quienes deben buscar la forma de alimentar a sus hijos durante el proceso de hospitalización, con las consideraciones logísticas y monetarias que eso implica”.

Las recomendaciones internacionales en estos casos es favorecer, estimular y facilitar la lactancia materna, “pero tampoco esta política se hace patente en nuestros hospitales donde no hay servicios de lactancia materna dedicada, ni una política de acompañamiento sistemática para las madres”.

 

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...