El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Marea alta derriba dos palafitos en San Timoteo

El oleaje que dejó una lluvia de dos horas afectó a los residentes del municipio Baralt. El hecho no dejó saldo de heridos ni fallecidos

Alas 8:00 de la mañana de este domingo, Tehannye Martínez notó que las olas del Lago de Maracaibo rompían con fuerza en las bases del palafito de su hermano. Ese era el resultado de la lluvia que, a partir de las 5:00 de la mañana, se prolongó durante dos horas en San Timoteo, capital del municipio Baralt.

Las olas de casi tres metros de altura derrumbaron la vivienda del pescador Rafael Bracho, quien vive frente a su compañero Melgan, el hermano de Martínez. Las tablas de madera que se sacudían con fuerza en las aguas del Coquivacoa finalmente impactaron la casa de Melgan.

“Cuando se cayó el palafito de nuestro vecino, mi hermano estaba en el agua tratando de ayudarlo. Teníamos miedo de que con el agua y los cables de electricidad que allí cayeron los dos pudieran electrocutarse”, relata Tehannye.

Según amplía, una vez que las aguas se aquietaron, un grupo de Protección Civil y una comisión de Polibaralt se presentaron en el lugar.

El escenario era lamentable: Dos edificaciones se fueron abajo y otras nueve quedaron fuertemente comprometidas.

También se destruyeron 100 metros de caminerías de acceso peatonal. Así lo describe un informe de la Administración de Desastre y Ambiente del municipio Baralt.

De acuerdo con el escrito, un “fuerte mar de leva” ―marea alta fuera de los límites normales― perjudicó a los habitantes del sector.

Sin primeros auxilios

El miedo se apodera de la comunidad cuando se presentan las emergencias. Tehannye manifiesta que en el Ambulatorio Rural II de San Timoteo no hay dotación de antitetánicos para aplicar las dosis a quienes se pincharon con los clavos que se desprendieron de las construcciones.

“Cada día se nos pierden más los palafitos ¿y quién los construye? Necesitamos un organismo que ayude a que no perdamos este estilo de vida tradicional”, añade.

Otros afectados

La vaguada ocasionada por las recientes precipitaciones en San Timoteo dejó como consecuencia que Andy Barroso perdiera los enseres de su hogar, al igual que Andry Soler.

Las olas nos tumbaron una pared y tuvimos que taparla porque si no lo hacíamos se nos meten”, comenta Iriannybeth, la hija de Andry. Cuatro horas demoraron en achicar el agua.

Jorge Luis Arenas, vecino de los Soler, perdió las tablas, vigas y pilotes de su morada. Tras el hecho, la comunidad hizo un llamado para que se recupere el legado cultural en el que residen.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...