El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Lista escolar triplica el sueldo mínimo

“Graneados”, es el término que usa la mayoría de las encargadas de las librerías de Maracaibo, para referirse a la afluencia de personas que están acudiendo desde principios de julio a comprar la lista escolar.

“Llegan, preguntan, compran una que otra cosa, y se van”, expresan. La carestía de los útiles escolares pesa en el bolsillo de los padres, del representante.

El recorrido del equipo reporteril lo verificó de esa manera. “Es fuerte cuando se tienen tres niños, en distintos años. Tenemos que comprar para preescolar, primaria y secundaria”, dice Alberto Adrianza mientras escruta los textos que necesita en la librería “El Quijote”.

-¿El libro de lectura Girasol?

-Sí lo hay. Cuesta 880 bolívares”-, afirma a una compradora, la encargada de la librería Ruth Rivas.

-¿El Jumping lo tienen?, prosigue la madre de familia.

-Sí, cuesta dos mil 200- informa Ruth.

La dama tiene dos listas escolares en la mano.  Hay tachones, círculos y ganchos de aprobación para saber qué ha comprado y qué le hace falta.

Ruth informa que en la empresa para la cual trabaja, una lista de preescolar completa oscila entre 30 y 35 mil bolívares; para primaria, ronda los 50 mil y en secundaria puede alcanzar 60 o 65 mil bolívares.

“Eso depende de los requerimientos de la escuela”. Las personas continúan preguntando. Esta vez el precio del libro de Didáctica, de la editorial Santillana salta a la vista: seis mil 850 bolívares.

Eso lo requieren para el estudio de primaria a sexto grado. “El año pasado costaba mil 800”, recuerda Alberto. Cambios

En el casco central de la ciudad hay diversidad de librerías. Las personas se encuentran en algunas donde cambian textos viejos por otros usados requeridos en la lista.

“Es una buena opción porque no tengo para comprarlos nuevos”, manifiesta Mónica Perdomo. En La Estudiantil, otra librería, los cuadernos rondan entre 400 y 800 bolívares.

El gasto mayor recae entre textos y cuadernos, que para los padres es más importante. “Luego viene lo demás”, argumenta Mónica quien ha gastado 70 mil bolívares entre sus dos hijos, de ocho y 12 años, sin haber completado lo requerido.

“Los textos son los más caros por la carencia del papel, eso es lo que sucede a las empresas les cuesta más la producción”, explica un empresario que prefirió no dar su nombre.

La cantidad va aumentando, suma la caja de lápices a 500 bolívares, el sacapunta a 160, la resma de papel en tres mil 700 bolívares.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...