El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La música une los conservatorios europeos con las barriadas de Caracas

David Antigüedad y la pianista francesa Luana Kaslin visitaron la Unidad Educativa Nacional Bolivariana (UENB) Gabriela Mistral, donde cerca de 120 niños entre 7 y 20 años estudian gracias al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela

La música clásica unió este jueves los conservatorios europeos, de la mano del guitarrista español David Antigüedad y la pianista francesa Luana Kaslin, con la popular barriada caraqueña del 23 de enero, donde visitaron una escuela en la que los niños aprenden el cuarto arte desde los siete años.

Los dos músicos visitaron la Unidad Educativa Nacional Bolivariana (UENB) Gabriela Mistral, donde cerca de 120 niños entre 7 y 20 años estudian gracias al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.

Ambos se encuentran en Venezuela para participar en el Festival Europeo de Jóvenes Solistas, organizado por la Unión Europea (UE), y que se extenderá hasta el sábado.

En la Gabriela Mistral conocieron a los niños, que interpretaron el Himno a la Alegría, fragmentos de Carmina Burana o la música de Juego de Tronos.

Posteriormente, tocaron melodías populares venezolanas con tambores, y tonadas navideñas del país denominadas gaitas.

Tras la visita, Antigüedad reconoció que se emocionó al ver a "a chicos con muchísimo talento y con unos medios que, en Europa, nadie podría imaginar".

Con esos escasos medios y enclavados en plena barriada, el guitarrista español se acercó a los pequeños y compartió con ellos consejos y experiencia.

"Tienen un talento increíble, una pasión por la música (y) unos maestros que hacen una labor tremenda para que la música llegue a estos chicos", comentó.

Por eso, se le saltaron las lágrimas al recordar su infancia y conectarse con "lo que más" ama, "que es que la música que se comparte".

Por su parte, el jefe de misión de la Delegación de la UE en Venezuela, Rafael Dochao Moreno, afirmó que "la segunda faceta" del festival es "que los jóvenes solistas hagan clases magistrales" y se encuentren con los músicos venezolanos.

"Hay esa complicidad que tienen los artistas, los músicos en particular, de aprender mutuamente", destacó acerca de la jornada en el 23 de enero.

Para Dochao, lo más importante de conocer un centro como el Gabriela Mistral es conocer 'in situ' la situación de los menores y "ver a los niños que están aprendiendo para alcanzar ese mensaje de que el lenguaje de la música es universal y nos une a todos".

Como deseo para el futuro, el diplomático deseó "que vuelva la normalidad y que los músicos puedan volver" a actuar frente a las audiencias, algo que espera que suceda plenamente en la próxima edición del festival.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...