El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La hiperinflación en Venezuela no solo ha “devorado” al bolívar… también al dólar

El economista Hermes Pérez, jubilado del Banco Central de Venezuela (BCV), explica que “hay una depreciación de la moneda, es decir los precios en bolívares están subiendo tan rápido, que el tipo de cambio del dólar se está ajustando a la misma velocidad”, comentó

Los ciudadanos están sintiendo que hasta los dólares en Venezuela se están volviendo sal y agua para pagar cualquier compra. Si hace un año un kilo de caraotas costaba 39 mil 900 equivalente a 1.39 dólares, ahora se necesitan 2 dólares para llevar el mismo artículo.

El economista Hermes Pérez, jubilado del Banco Central de Venezuela (BCV), explica que este fenómeno es producto de la hiperinflación, que en meses como noviembre y diciembre, con más dinero circulante en la calle, se acelera. “Hay una depreciación de la moneda, es decir los precios en bolívares están subiendo tan rápido, que el tipo de cambio del dólar se está ajustando a la misma velocidad”, comentó.

El tipo de cambio paralelo en Venezuela ha aumentado 23 veces en un año, pasando de costar 32.614 el 19 de noviembre de 2019 a cerrar ayer en 773.452 mil bolívares, pulverizando por completo al bolívar. Otras de las razones que hacen que los costos en dólares suban, por lo cuesta arriba que resulta conseguir divisas en el país. La demanda de personas que quiere deshacerse de los bolívares para comprar dólares es superior a la cantidad disponible en el mercado, porque aunque han aumentado las transacciones en dólares, el gobierno nacional todavía no ha formalizado en el país el uso de esta moneda.

“Los comerciantes también le están sumando a sus productos los gastos que acarrean los problemas del país como la escasez de gasolina. Aquellos que deban comprar gasolina bachaqueada o que tengan que pasar varios días en cola para llenar sus vehículos, o los que le tengan que dar propina a los militares para pasar a la bomba o por las alcabalas, todo eso está impactando en las estructuras de costo de sus empresas”, resaltó.

Todo en verdes

Hermes Pérez, también informó que en noviembre ha habido un aumento de la dolarización en el país, porque el bolívar perdió su función como dinero, producto a que se contabilizan tres años consecutivos en hiperinflación. Comenta que como unidad de cuenta no sirve porque pagar cualquier cosa en la nación representa una cifra que muchas veces no cabe en la calculadora.

El bolívar tampoco puede ser utilizado como reserva de valor, porque nadie puede ahorrar en bolívares con un poder de compra del venezolano destruido y finalmente no funciona como medio de pago, porque por una parte hay escasez de bolívares en efectivo, y por otra se requerirían muchos bolívares para cancelar cualquier artículo. Resaltó que hoy se necesitarían 15 billetes de 50 mil bolívares, el de más alta denominación en el país, para comprar un dólar, la moneda de más baja denominación en Estados Unidos.

Están ahorcados

El aumento del dólar ha causado la desesperación de los guaros que buscan salir a comprar sus productos antes de que cotice la moneda extranjera en el mercado paralelo a las nueve de la mañana.

Comprar una harina o una mantequilla es aún más difícil ante el alto costo y el bajo poder adquisitivo del venezolano, porque personas como los jubilados, perciben al mes tan sólo 400 mil bolívares. Sentirse con la soga al cuello al ver que el dinero no les rinde y sacar cuentas al entrar a los supermercados se ha vuelto una rutina.

“Nos ha tocado comer menos o rendir la harina con yuca o plátano para que alcance para más días pero es deprimente ver que ya no comemos para alimentarnos sino que le estamos dando algo al estómago para no sentir hambre”, expresó Rosa Castillo quién asegura que sin la ayuda de su familia no podría comer más de dos días en su hogar, pues sólo puede comprar unos pocos productos de la cesta básica.

Los altos costos han causado preocupación en los ciudadanos que dejan de consumir alimentos como la carne.

Receta de la crisis

Pérez, quien laboró más de 30 años en el BCV, apunta que la hiperinflación se está generando en el país por la emisión excesiva e ilegal de dinero que realiza el BCV, fundamentalmente para financiar el gasto del régimen de Nicolás Maduro, en particular el gasto de PDVSA.

“En el contexto de 2020, donde la cantidad de bienes y servicios ha caído, la emisión de dinero del BCV desde el primero de enero hasta el 11 de noviembre ha aumentando 656%. Es decir, hay más dinero circulante en la calle, pero a su vez hay menos productos porque en pandemia las empresas y la gente trabajan menos, esa es la receta perfecta para más hiperinflación”, informó.

Si bien durante los primeros 10 meses del año la inflación en Venezuela se desaceleró, porque no marcó tres dígitos si se compara con los meses con picos más altos de 2018, datos de la banca nacional señalan que del 5 al 11 de noviembre, hubo un incremento de 25 veces la cantidad de dinero en circulación en comparación con el promedio enero-octubre de este año y esa tendencia va a continuar en lo que resta del año.

La economista de la UCLA Liuba Malpica, también indicó que Venezuela estará cada vez más alejada de salir de hiperinflación en la medida que no aumente la producción de bienes y servicios. “Todo esto es el resultado de la poca productividad en el país, en el mercado hay cada vez menos inventario para la cantidad de manda existente, esto es una receta nociva para cualquier economía”, resaltó.

Comentó que para el 2021 las perspectivas que tiene la nación se mantendrá en un estancamiento económico y continuará cayendo el Producto Interno Bruto, se mantendrá la hiperinflación y todo apunta que habrá un rezago en la cantidad de remesas que ingresen al país por la vía de las remesas, debido a la segunda ola de pandemia que está afectando a varias naciones del mundo.

Evalúan dolarización formal

Aunque la agencia Bloomberg informó que el BCV está aparentemente discutiendo un plan para formalizar la dolarización, transacciones, los depósitos y todo el flujo de dinero en la banca nacional en el 2021, la acción no será posible hasta tanto la dictadura no mejore sus relaciones con Estados Unidos, según explicó la economista Liuba Malpica.

En condiciones normales, teniendo buenas relaciones con EE.UU, el Estado pudiera importar piezas en dólares, es decir el régimen tiene que cumplir unos mecanismos. “La banca privada sí puede formalizar las transacciones en dólares porque tiene conexiones internacionales, pero el proceso no será rápido sobre todo tomando en cuenta que EEUU está investigando al gobierno nacional porque se han cometido delitos como el blanqueamiento de dólares, lo que restringe cualquier relación comercial”, mencionó.

“Antes de formalizar la dolarización el gobierno tiene que explicar de dónde sacará los dólares, porque con un aparato productivo dañado, no se garantizará una economía dolarizada”, destacó el economista Jhon Cisnero. La Prensa de Lara  

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...