El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La crisis cuartea las tradiciones decembrinas

Las tradiciones decembrinas parecen desaparecer, gracias a la difícil situación por la que atraviesa el país en los últimos meses. Algunos marabinos consultados por Versión Final consideran que estas “serán las peores Navidades”.

Se van quedando atrás las reuniones familiares para hacer las hallacas, adornar el árbol de Navidad y preparar los dulces, principalmente porque muchas familias están ahora incompletas, por la gran cantidad de migraciones que se han venido presentando.

Jamás será igual la Navidad este año, casi toda mi familia se ha ido del país y no verlos en la mesa el 24 de diciembre a la hora de la cena será un golpe muy duro”, comentó María de Pérez, quien ha visto partir a hermanos y sobrinos.

Los altos costos de la comida, la ropa y los juguetes van generando en la población una sensación de desánimo. “Este año tendremos que hacer las hallacas justas, una para cada uno. Anteriormente cada uno en su casa hacía diferentes dulces y pasapalos, ahora tendremos que ponernos de acuerdo para hacer unos pocos entre todos”, apuntó Pérez.

Según los encuestados, lo más complicado será mantener la tradición de los regalos del Niño Jesús, para los pequeños de la casa.

“Recuerdo cuando el arbolito se llenaba de regalos, la emoción de los niños de la casa era indescriptible, pero estas Navidades, a pesar de que estamos haciendo lo posible por comprarles sus estrenos y los obsequios, cuando mucho será uno para cada uno”, indicó Yuleida Urdaneta, ama de Casa.

Las uvas, los frutos secos, el vino y el pan de jamón y las hallacas serán limitadas, y en algunos hogares ni siquiera se verán. La abundancia no hará parte de las estas decembrinas 2016.

“Más que alegría, es una época que nos traerá desánimo al recordar a los familiares que no están en el país y todo lo que anteriormente podíamos hacer, las celebraciones de otrora que ya no serán iguales en lo más mínimo”, recalcó Urdaneta.

La socióloga y psicóloga Catalina Labarca destacó que indudablemente la crisis, la escasez, los altos costos, generarán una incidencia negativa en las costumbres de los venezolanos, pues cumplimiento de los rituales a los que está acostumbrada la población, como regalar hallacas, hacer grandes estas y compartir en abundancia tendrán modificaciones importantes.

“Todos estos cambios generarán en las personas angustia o de preocupación, al no poder cumplir con aquellas cosas que permitían sentir los vínculos familiares y sociales”, agregó la socióloga.

Miguel Ángel Campos, también sociólogo, señaló que a pesar del impacto que pueda generar la situación del país en las costumbres venezolanas, “somos una población muy adaptable, y de cualquier forma buscaremos la manera de cubrir las necesidades, aunque sea con limitaciones”, afirmó.

Los dos expertos coincidieron en que el fenómeno de la migración y la cantidad de familias fragmentadas serán un factor clave en las experiencias decembrinas, pues la algarabía a la que estamos acostumbrados mermará, por la ausencia de parientes cercanos.

“Cada familia tiene por lo menos un familiar fuera, y eso impactará mucho en la forma de celebrar estas festividades” recalcó la psicóloga Sánchez.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...