El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La academia está muriendo

Como si se tratase del mismo Jesús Enrique Lossada, ayer todos los gremios de la Universidad del Zulia (LUZ) expresaron que la academia debe permanecer abierta.

En una alianza casi perfecta, en la plazoleta del rectorado nuevo convergieron ayer los sectores más importantes de la casa de estudios. Se negaron rotundamente a entregarle la Universidad al Gobierno.

El rector Jorge Palencia levantó el micrófono para decir las primeras palabras. A su lado se encontraban Karelis Fernández, presidenta de la Asociación de Profesores Universitarios de LUZ; Elvis Portillo, representante de núcleo de decanos, y demás miembros sindicales.

La máxima autoridad universitaria apoyó a los profesores en su paralización por 24 horas, decretada por la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv).

“Estamos hoy (ayer) iniciando actividades que se han planificado desde el Consejo Universitario, que nos llevará a un plan de acción en las próximas semanas, a protestar contra el ya rebose de vaso, acerca del acorralamiento que tiene el Gobierno nacional para con las universidades”, expresó.

Sostuvo que la situación es insostenible porque el Estado no cumple con lo establecido en la Constitución nacional sobre la relación Estado-Universidad.

Reiteró que el presupuesto solicitado fue de 15 mil millones de bolívares y sólo recibirán poco más de tres millones, lo que a su juicio ha llevado a la fuga de talento, por no incrementar los sueldos y salarios, generando también el descontento del sector estudiantil, quienes no han podido recibir las providencias para los comedores y el transporte que maneja una flota de autobuses que en 80 % corresponden a los años 70.

“Las universidades se están descapitalizando desde el punto de vista intelectual y esto es muy delicado”, sentenció.

El rector denunció la insalubridad en la infraestructura, la persecución a estudiantes y alzó su voz por aquellos detenidos. Llamó a toda la comunidad a activarse porque “la universidad corre el riesgo de cerrarse”.

Cuatro mil 800 profesores entre jubilados y activos tiene LUZ. La cifra fue emitida por Karelis Fernández, quien aseguró que todos tienen derecho a comer y con el salario que devengan es casi imposible.

“La academia está muriendo por sí sola por lo que le exigimos al Gobierno que se ajuste a la situación que atraviesa el país”, indicó.

En los próximos días seguirán llevando a cabo asambleas y concentraciones como medida de presión para que el Ejecutivo cancele todo lo que le adeuda al sector universitario.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...