El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Inmigrantes unen esfuerzos para brindar alimentación a comunidad en San Jacinto

Los recursos económicos que se recogerán semanalmente serán destinados a la “Olla Humanitaria” para atender a niños y tercera edad

La grave situación económica en Venezuela obligó a millones de venezolanos a migrar a diferentes destinos en el mundo para buscar un mejor vivir, con condiciones que actualmente no la consiguen en el país caribeño. Vecinos de San Jacinto no escapan de ello y, este es el caso de varios jóvenes del sector 15 que, con esfuerzos y sacrificios en el extranjero, se organizaron para crear el programa “Olla Humantaria” y ofrecer alimentos a las personas que hoy no tienen condiciones para sustentarse su alimentación.

Al comienzo de la organización de este programa, el sábado 19 de septiembre, las lagrimas no dejaban de salir de los ojos de Yadira González, vecina del sector 15 de San Jacinto, que tiene más de 3 años que no ve a su hijo que comenzó su diáspora a Panamá y que actualmente se encuentra en Madrid, España. “Casi no puedo hablar. Ver esta hermosa labor me quiebra la voz porque en verdad esta situación es muy difícil para todos”.

Desde otro ángulo de la cancha deportiva del Sector 15 estaba Leris Ferrer, colaborando incansablemente para que esta jornada se desarrollara. “Me parece fantástico que estos jóvenes hagan esta labor porque en el sector hay condiciones precarias. Ellos al hacer esta caridad, sabiendo que ser inmigrante no es fácil, están ayudando a la comunidad”.

Yusmary Araujo, organizadora del evento “Olla Humanitaria”, dijo que las jornadas se realizarán los sábados y domingos y que están orientadas a alimentar a ancianos, menores de edad y demás vecinos del sector pero que, de igual manera, se iba a dar comida a personas de otros sectores. “No podemos negarle la comida a nadie porque es triste ver tantas necesidades”.

Mientras los organizadores adaptaban la cancha deportiva, ya había alrededor de 50 personas haciendo cola para entrar. Los niños estaban de primero. Antes de ingresar al recinto se obligaba a entrar con tapabocas y se les colocaban antibacterial para prevenir el contagio del Covid-19 También se les informaba que debían llevar sus envases para echar los alimentos porque era solo para llevar.

Emociones desbordadas

Desde Santiago de Chile, Joe Maldonado Boscan, se emocionaba al ver cada fotografía que le pasaban desde el evento. Él es una de las personas que ofrecieron recursos para hacer esta labor social. “Al ver que otros grupos de San Jacinto se unieron para hacer el mismo fin, me reuní con mis amigos para ofrecer la jornada de “Olla Humanitaria” para el sector 15. “Ver a mis vecinos y a los niños pasar necesidades, es una situación intolerable. Acá nos estamos esforzando porque ser inmígrate no es fácil pero, haremos todo lo posible para que esto se siga dando”.

Sandry Araujo también se encuentra en Chile y él, al igual que otros compañeros que están en otras partes del mundo como Estados Unidos, Panamá, República Dominicana y España, aportaron de su esfuerzo para esta actividad. “Esto es un acto de solidaridad con nuestra familia, amigos y vecinos. Tenemos que saber de dónde venimos pero también ponernos en los zapatos de los que hoy están pasando necesidades. A Araujo se le quiebra la voz al comentar sobre el evento pero insistió en que está orgulloso de que esto haga y, también, se comprometió a seguir colaborando.

Con una gorra identificada con “Venezuela”, Jaqueline Morales, residente del sector 15, además ser organizadora, agregó que esta es una iniciativa de ellos para sus vecinos. “Es muy difícil estar en otro país, tener condiciones y ver a tu familia que está acá en Venezuela pasado necesidades. Eso los motivó a ellos para hacer esta hermosa actividad en la que atendimos el primer sábado a 80 personas y el domingo se superó nuestras expectativas con más de 120 beneficiados, entre niños, abuelos y demás comunidad”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...