El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Infecciones hospitalarias deben ser reconocidas

Quiero es ayudar a salvar vidas”, dice el médico microbiólogo clínico, con más de 40 años de experiencia, Alfredo Villalobos. Sus canas evidencian la sapiencia y justifican su preocupación por aportar más al país, por aportarle al Zulia.

Se sienta cómodamente para explicar cómo se propagan las infecciones en los hospitales. Se detiene para acotar que ahora son conocidas como Infecciones Asociadas a la Atención (IAAS), “esas son sus siglas”, asegura mientras sostiene un documento que refleja sus investigaciones en el área.

¿Qué está pasando con los hospitales públicos y clínicas privadas respecto a las infecciones?, que sea el doctor quien responda. “Estamos frente a una situación atípica, irregular, alarmante lamentable, y por supuesto muy grave. Con toda responsabilidad puedo afirmar que los pacientes están sometidos a una negligencia compartida por varios entes oficiales e instituciones de salud”. Resalta que clasifica a la falta como “compartida”, porque involucra a las autoridades sanitarias, a directores y comisiones técnicas de cada establecimiento de salud, porque las infecciones son adquiridas dentro del hospital, en la mayoría de los casos.

Villalobos cree que el problema es multifactorial ya que la directiva no acepta que existen problemas de infecciones -que debe ser el primer paso-, luego lo reconocen y al fi nal, según él no admiten la magnitud del problema.

Explica que una situación como la que se vive en el Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo, donde según algunas madres hay una muerte masiva de neonatos, es normal cuando no hay ni siquiera agua o las medidas antisépticas para prevenir que los microbios sean transmitidos de un paciente a otro.

“Uno debe lavarse las manos cuando va de paciente en paciente, porque si está infectado, eso se propaga”, indica.

Sin controles

Denuncia que en los hospitales y clínicas del país no existen los controles necesarios para prevenir este tipo de patógenos, donde el problema muchas veces es de origen iatrogénico, es decir, producida por factores médicos y actuaciones sanitarias.

Para el profesor jubilado de la Universidad del Zulia otro de los problemas se debe a la falta de datos oficiales acerca del problema en Venezuela. “Los hospitales y clínicas en el país no conocen sus niveles endémicos de infecciones por lo que se carece de una línea de base como para que las acciones se tomen y se permita actuar con eficacia”, manifiesta el especialista.

Los gérmenes más preocupantes dentro de las instituciones son los bacilos, grandes multiresistentes, el estafi lococo aureus, que son resistentes, según menciona a la meticilina y el enterococo a la vancomicina.

Argumenta que buscar la información en cuanto a la morbilidad y mortalidad, organizar un sistema de capacitación para el personal según normas nacionales que se establezcan para el control de infecciones, y organizar un protocolo de vigilancia para conocer cifras reales, son algunas de las soluciones.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...