El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Iglesias enfrentan escasez de hostias

Hace aproximadamente dos años, la escasez de harina de trigo en el país ha generado un importante descenso en la producción de las hostias que se ofrendan a feligreses durante la Santa Misa.

En la Arquidiócesis de Maracaibo cuentan con algunas máquinas para hacer hostias y distribuir a 68 parroquias que la conforman, pero de igual manera la crisis les atañe.

El padre Néstor Primera, vicario ecónomo de la Arquidiócesis de Maracaibo, aseguró que han tenido problemas desde hace algunos meses para fabricar las hostias, porque no se consigue la harina de trigo todo uso que es la que se utiliza para la fabricación.

“Hemos salido al paso, con el favor de Dios y su misericordia. La dificultad ha sido conseguir la harina, ya que varias empresas de Maracaibo dicen no tener en su inventario la su ciente harina que nosotros requerimos”.

El apoyo de la feligresía ha sido clave para que la Arquidiócesis mantenga un nivel de producción por lo menos mediano. “Recibimos ayuda constante de los eles, que donan harina que consiguen ocasionalmente, dentro de sus posibilidades, al ver la problemática y la situación. La congregación no se ha quedado pasiva”.

cuadroversionfinal

Sin embargo, las medidas de restricción han sido necesarias, ante la imperante escasez. “Antes, normalmente venía un párroco y pedía 5 mil hostias y ahora solamente le podemos vender 2 mil, porque no disponemos esa cantidad en el momento”, añadió.

Según el padre, la producción semanal de hostias en la Arquidiócesis podría variar dependiendo de la disponibilidad de harina de trigo. “Si producimos 10 mil o 20 mil hostias tratamos de distribuirla entre las 68 parroquias, en tanto sea la necesidad”.

El vicario resaltó que hasta los momentos no se han visto en la necesidad de parar la producción, pero la dificultad está latente.

Los párrocos también se han visto en la obligación de aplicar medidas para rendir el pan que representa el cuerpo de Cristo. “Se dividen las hostias en varios pedazos, si es de las pequeñas en dos y de las más grandes en cuatro partes”, explicó el religioso.

La sangre de Cristo

El vino de misa autorizado por la Conferencia Episcopal lo produce empresas Pomar, perteneciente a la corporación de Polar, que también presenta dificultades actualmente.

En este caso la Arquidiócesis de Maracaibo se ha visto en aprietos a la hora de distribuir a tiempo el vino a las parroquias. “Hemos tenido que utilizar otros vinos que hay en el mercado que son mucho más costosos. Pomar nos vende una botella desde 2 mil a 3 mil bolívares y por fuera los costos sobrepasan los 10 mil bolívares.

“La semana pasada adquirimos 100 cajas de vino, antes de que la Cervecería Polar cerrara sus puertas, si distribuimos una para cada parroquia, estas pueden durar aproximadamente tres o cuatro meses, pero al acabarse tendríamos que recurrir a otras marcas mucho más costosas”, concluyó el vicario.

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...