El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Hill: Cierre técnico de hospitales es un acto político

En voz de Dianela Parra, presidenta del Colegio de Médicos del Estado Zulia (Comezu), se leyó el plan de acción ante la crisis y el cierre técnico de hospitales y ambulatorios de la entidad zuliana. Se emitieron 14 resoluciones por parte de un gremio que se mantendrá en asamblea permanente.

Acompañando a la líder de los galenos en la región estaba Hania Salazar, presidenta del Colegio de Enfermería; Milagros Gutiérrez, presidenta del Colegio de Odontólogos; Yeritza González, representante de los nutricionistas y María Valladares, presidenta del Colegio de Bioanalistas. En conjunto leyeron los seis acuerdos tratados en presencia de unos 800 médicos de la región, quienes hablaron de la crisis humanitaria en el país el pasado martes.

La decisión principal fue la suspensión de la atención en consultas externas y de intervenciones quirúrgicas selectivas, además de no entregar récipes médicos a los familiares de los enfermos. Este pronunciamiento llenó de dudas tanto a los médicos en salas hospitalarias como a la colectividad zuliana.

En el primero de los acuerdos anuncian la crisis humanitaria en la región debido a “la grave situación que azota al país en los contextos económicos, sociales y políticos”. En el segundo aspecto detallan el funcionamiento del Sistema de Salud que es “ineficiente e insuficiente”, sin capacidad para atender la demanda de pacientes en la entidad.

Así, uno a uno, Parra fue denunciando. Prosigue señalando que el 80% de la infraestructura de los nosocomios está deteriorada por falta de mantenimiento, filtraciones, derrames de aguas negras y blancas, sin ascensores ni aires acondicionados. No dejaron de lado como cuarto acuerdo el déficit de insumos y medicamentos. La inseguridad en los centros de salud y la ausencia de servicios básicos como el agua fue otra de las preocupaciones asentadas en el plan de acción suscrito por la Intergremial.

A mitad de mañana la duda prevalecía. Los jefes de los servicios del Hospital Central, General del Sur, Universitario y Chiquinquirá estuvieron analizando el llamado a cierre técnico. Por su parte, los directores de las instituciones hospitalarias emitieron órdenes de continuar con el trabajo en cada área.

Amenazas

Antes de la lectura de las resoluciones donde la primera de ellas es la exigencia al Gobierno nacional de abrir el canal humanitario, un audio llegó al teléfono de la doctora Parra. En él, un hombre hablaba sobre supuestas órdenes dictadas por el secretario de salud, Richard Hill y el el secretario de Asuntos Administrativos y Laborales, Nelson Canquiz. 

“Ellos nos dijeron que fuéramos hasta el Colegio de Médicos a protestar con unos 500 médicos (…) y si ellos nos vienen a amedrentar nosotros vamos con todo también”, se escuchaba en el audio.

Richard Hill desmintió que él estuviera detrás de esto. “Yo no soy hombre de esto. No estoy de acuerdo con esa decisión que tomó la Intergremial pero no soy hombre de dañar a alguien”.

Para él, la decisión de suspender procedimientos selectivos y las consultas externas no prioritarias es algo fuera de lugar y que pone en riesgo a los pacientes de la región.

Sostuvo que no se reuniría con las representantes gremiales porque quieren disfrazar la situación y mezclarla con un acto político “nosotros no hemos hecho eso nunca en los hospitales”.

La autoridad señaló que en todos los centros asistenciales y ambulatorios de la región los médicos trabajaron de manera normal. “Imagínate que cerráramos y una persona necesita hacerse un chequeo porque puede tener un tumor cancerígeno. Esto es un problema de marca mayor”, sentenció Hill. 

Realizar visitas programadas a los hospitales con recorridos, reuniones y asambleas; convocar a los demás gremios del estado, profesores, sindicatos de empleados y obreros para que participen activamente en las soluciones para la crisis; llamar a una concentración y marcha hacia la sede del Sistema Regional de Salud para solicitar un plan de recuperación de infraestructura y equipos; propiciar un pronunciamiento público sobre las tasas de morbilidad y de mortalidad materna y neonatal son algunas de las otras resoluciones que quedarían en mesa si el gremio no fuera atendido por las autoridades nacionales y regionales.

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...