El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Hierro y proteínas casi extintas de la dieta del marabino

Rosa Montiel es el segundo ingreso de una familia de seis personas, es quien se encarga de cazar las colas de artículos regulados y las ofertas en los mercados populares, reconoce todos los precios oficiales y especulativos, sin embargo, tanta destreza no le garantiza las tres comidas del día.

“Un desayuno puede ser plátano sancochado, sin queso porque está muy caro y ni mantequilla porque no se consigue. En el almuerzo hemos optado por comprar mortadela para sustituir la carne y una cena puede ser lo mismo que en el desayuno, o si logramos hacer un buen almuerzo, ya no cenamos”, explicaba Rosa con voz quebrada de tristeza, cuando buscaba ofertas en el mercado Santa Rosalía del centro de Maracaibo.

alimentacionLa historia de Rosa se repitió en voces de otros zulianos que fueron abordados por el equipo de Versión Final para preguntarles, ¿Qué están comiendo? Y de acuerdo a las respuestas, en muchas alacenas ahora sólo abunda el plátano (Aún cuando su precio oscila entre 90 y 100 bolívares por unidad), hay mucha pasta y poca harina de maíz y arroz. Otro indican que en sus neveras tienen huevos y un poco de queso. Hablar de verduras es limitarse a la papa (para rendir la carne), cebolla y cilantro, suficiente para darle gusto a la carne que llega en la mayoría de los hogares consultados, sólo dos veces a la semana.

Alarmante pobreza

Un estudio (Encuesta sobre condiciones de vida en Venezuela, Encovi) realizado por investigadores de las universidades Central de Venezuela, Católica Andrés Bello, Simón Bolívar y de la Fundación Bengoa, indica que 3,5 millones de venezolanos hacen solo dos comidas (o menos) recomendacional día, de estas personas hay un total de 34,4 % de hogares de “nuevos pobres”, es decir, la extinta clase media.

La encuesta que tuvo un alcance nacional, también arrojó que 40% de la dieta del venezolanos se compone de harina de maíz, arroz, pastas (o pan) y grasas. Las proteínas (pollo, carnes o huevos) prácticamente desaparecieron de la mesa nacional y que en muy pocos hogares del país se consume frutas y vegetales.

Enfermedades
Maritza Landaeta de Jiménez, coordinadora de investigación y docencia en Fundación Bengoa, evaluaba que las principales fuentes de hierro como proteínas de origen animal y granos, han desaparecido para incrementar la anemia en la población.

“El impacto que esto puede tener en la población y en el país es muy significativo. Un cerebro anémico y con un consumo de muy pocas calorías es un cerebro que no aprende. Desde el punto de vista de salud pública, el país está en un alto riesgo de tener, a partir de este momento, niños con retardo de crecimiento por no consumir la cantidad de proteínas y calorías que necesitan; y también niños con problemas de desarrollo cognitivo por no tener una alimentación adecuada”, explica Landaeta de Jiménez.

sondeo

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...