El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Hasta Bs. 7.000 cobran choferes maracaiberos por el pasaje urbano [+Fotos]

Usuarios de las diferentes rutas de la ciudad exclamaron su inconformidad por el excesivo monto del pasaje, que hasta hace poco estaba en Bs. 5.000

“Los transportistas de Maracaibo cobran lo que quieren”. Eso dijo María del Carmen Fuenmayor, cuando esperaba una buseta que la llevaría desde El Reloj, en la avenida La Limpia, hasta la Curva de Molina.

Yo nunca pregunto a los choferes en cuánto está el pasaje, porque después me cobran lo que les viene en gana. Tengo 4.000 bolívares y con eso voy a subir. No tengo más, exclamó Fuenmayor antes de montarse en una buseta que se desplazaba en sentido hasta La Curva.

Ventanas laterales de algunos autobuses y microbuses lucían, escritos con limpiador de zapatos Griffin blanco, el número 7.000, en señal de que ese era el monto que están cobrando en bolívares, desde este lunes 2 de diciembre, por concepto del pasaje urbano en Maracaibo. Eran unidades de rutas que se desplazan por La Limpia. Hasta hace poco, los transportistas solicitaban Bs. 5.000, aunque desde mayo no se ha establecido un tabulador oficial en torno al pasaje en la ciudad.

En el caso de Bella Vista, Cinco de Julio y otras, algunos pasajeros manifestaron su preocupación porque este lunes comenzaron a cobrar Bs. 6.000.

“Se pasaron”

Gisela Martínez estaba sumamente desesperada porque tenía que llegar temprano a sus labores, en una empresa de seguros en Indio Mara. Tiene que agarrar dos carros para ir hasta su destino.

Desde la Curva de Molina su semblante lucía sombrío, porque no lograba embarcarse en alguna buseta. Sin embargo, finalmente vio una y prácticamente vio a Dios.

Pero al momento de embarcarse en la unidad de transporte, el colector gritó a todo pulmón: “Pasaje a siete mil, pasaje a siete mil”.

“Yo lo que tengo son 5.000, no tengo más”, expresó preocupada Gisela, pero el colector, un joven robusto, moreno, con rasgos indígenas, le respondió: “Ay, mija, eso no es asunto mío”, le cerró el paso y la joven no pudo subir a la unidad de transporte.

Es que se pasaron. Definitivamente esta gente cobra lo que le plazca. No sé qué voy a hacer. Mi jefe me va a matar”, dijo la muchacha sumamente azorada.

Eran cerca de las 8:00 de la mañana cuando finalmente pasó una buseta un tanto destartalada, conducida por un adulto mayor. Gisela le hizo parar y le suplicó al chofer que la llevara por cinco mil bolívares. “Montate, ¿qué más?. No voy a pelear por eso”, le dijo el transportista a la mujer.

El dólar y la gasolina

La crisis en el suministro de gasolina ha originado dificultades a los choferes maracaiberos para llenar los tanques de sus vehículos de transporte urbano. Al menos así lo manifiesta Jesús González, chofer de un autobús de una ruta que transita por la avenida La Limpia.

Yo he pasado hasta seis horas esperando en la bomba para poder llenar el tanque del bus. Esa perdedera de tiempo es perdedera de dinero. Yo tengo que alimentar cinco hijos y a veces me voy a casa sin medio. ¿Cómo hacemos nosotros para no perder horas en las bombas? Algunos prefieren pagar en dólares para que los pasen rápido. A mí me ha toca pagar miles y miles de bolívares, y entonces pierdo mucha plata, así no se puede, afirmó González antes de seguir su tránsito por La Limpia.

El pasado lunes 13 de mayo, el alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, en información reseñada por Versión Final, aseguró en ese momento que la tarifa del transporte público se mantenía en Bs. 100. Días antes, el presidente de la Central Única de Transporte del Zulia, Erasmo Alián, había anunciado que el pasaje se incrementaría en Bs. 500 y que ese monto se había acordado en una reunión de los transportistas con el Imtcuma.

No obstante, el director general de Gestión Urbana de la Alcaldía maracaibera, Daniel Boza, declaró el pasado 8 de mayo que la instancia municipal “no estaba autorizada” para asumir el aumento del pasaje en Maracaibo.

Hasta ahora no hay ningún pronunciamiento oficial por parte del Gobierno Nacional o del Ministerio del Transporte. Nosotros no estamos autorizados, dijo Boza en aquel momento.

El Ministerio de Transporte decretó, mediante Gaceta Oficial Extraordinaria 6.457 del pasado 23 de mayo, que el pasaje corto, rutas hasta 20 kilómetros o menores, costaba Bs. 300, y el pasaje largo, rutas mayores de 20 kilómetros, tenía valor de Bs. 400.

Desde esa oportunidad no se han anunciado ajustes del pasaje, por parte de ese Ministerio o del Imtcuma. Ni siquiera la Central de Transporte liderada por Alián se ha pronunciado en el curso de siete meses hasta el presente.

Desde mayo los transportistas comenzaron a cobrar Bs. 500, luego 1.000, después 2.000, entre junio y julio, 3.000, entre agosto y septiembre, y 4.000 desde octubre.

Los 5.000 bolívares los vinieron cobrando desde mediados de noviembre, coincidieron los pasajeros consultados.

Ahora los usuarios se verán obligados a pagar Bs. 7.000. Si debe tomar cuatro carros diarios para ir a sus labores y de regreso a su casa, los pasajeros prácticamente verán acabado su salario mínimo en una semana, pues lo menos que deben invertir son Bs. 140.000, vale decir, 28.000 bolívares diarios, por cinco días a la semana.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...