El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Han robado 1.600 escuelas en el Zulia

El año escolar está por finalizar y en las aulas de clases se respira preocupación. Las maestras y personal de trabajo de las instituciones educativas temen que grupos vandálicos se lleven, lo que con sacrificio han resguardado.

datosversionfinalLos robos dentro de los planteles se han masificado en los últimos meses. La presidenta de la Federación venezolana de Maestros (FVF), seccional Zulia, Marlene Hernández, indicó, basándose “no en estadísticas”, sino en los reportes que han hecho las maestras, el personal directivo, y los recorridos que hacen por algunos centros educativos; que el 80 por ciento de las escuelas en la región zuliana han sido robadas en este período escolar. Lo que simboliza unas 1.600, desglosando las 600 que se ubican en Maracaibo y unas 1.700 en el resto del Zulia, tomando en cuenta todos los niveles: inicial, básica, diversificada, media y las que se han ingresado de la nación más las privadas, para un total global que supera las dos mil.

Hernández acotó que las cifras podrían ser mayores, pero en la mayoría de los casos, el personal educativo tiene temor o es amenazado. Sin embargo, enfatizó, que existen unidades educativas que el hampa ha azotado más de 40 veces en lo que va del año.

Sin control

cifrasversionfinalLa ubicación geográfica de los robos se pierde de vista. Para Hernández, en años anteriores se sectorizaban los delitos, el oeste lideraba la lista; ahora, hay escuelas en el este muy vulnerables, aunque “no podemos decir que una escuela está más segura que otra, donde menos se te ocurra, ahí te sorprende un asalto”.

En la Escuela Básica Lucila Palacios han robado cinco veces este año aires acondicionados, bombas de gas y agua, irreparables para el plantel. Las maestras se aliaron con los representantes y organizan un Plan Vacacional, para que de esta forma la escuela no quede tanto tiempo sola.

La maestra Ana Blanco expresó que las patrullas policiales han prestado apoyo, pero no abarcan todas las instituciones, por lo que “hemos implementado el doble resguardo aliadas con los representantes, lo llamamos autogestión”.

A la escuela le ha costado reponerse de las pérdidas, sus maestras aún lo lamentan. “Los robos en las escuelas no pueden seguir sucediendo, porque al final los perjudicados son nuestros niños”, acotó Suhail Delgado, maestra.

En el preescolar Cantapirulero II, al norte de la ciudad, hay vigilancia los fines de semana, pero eso no las ha descartado de los hurtos. Se les han robado tomas de agua y otros objetos que a juicio de su directora, Xiomara Paredes, no son de gran importancia cuando se compara con otros centros educativos donde los robos han sido masivos y constantes.

Paredes enfatizó en la reunión que tendrán el próximo 11 de julio, en la Biblioteca del Estado junto a los cuerpos de seguridad, pero mientras, prefiere confiar en su instinto y soldar puertas, aires y lo que pueda. Aunque los vecinos avisen, aunque mantenga la seguridad, la educadora pre ere “no esperar que nada malo pase, prefiero tomar medidas y garantizar un buen regreso a clases”.

La realidad del colegio Primero de Agosto no se asemeja a Cantapirulero, a pensar de que solo los divida un par de cercas. En esta institución se tomó la decisión de pedirles a los representantes la colaboración de llevar cabillas para hacer la protección de los aires acondicionados.

testimoniosversionfinalEn la escuela, los robos mantienen prevenidas a las autoridades; su directora, Julieta Rosario, contó que en Semana Santa se intentaron llevar el aire, ataron al vigilante. No hubo hechos que lamentar.

Las medidas que tomarán desde este plantel, la directora prefirió reservárselas, pues no confía en las soluciones del Gobierno, que hasta ahora no ha respondido siquiera por los diez equipos de computación que se llevaron de la escuela en junio del año pasado. Desde entonces las prácticas se esfumaron, así como los materiales didácticos, las consolas, y los inodoros robados en menos de una semana en el Instituto Zuliano de Atención Integral del Niño (Izain).

Las reuniones están en espera, al igual que la activación del patrullaje que prometió hace tres meses el secretario de gobierno, Giovanny Villalobos, que a juicio de la presidenta de FVM Zulia hacen tanta falta, además de los castigos que debe dárseles a quienes hurten las escuelas.

“Sé que debe haber una sana intención, pero dónde están, porque hasta ahora no he visto a ninguna y el patrullaje es necesario, el hampa no tiene freno, no respetan si la escuela está sola”.

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...