El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Giovanny Villalobos: “Moneda fronteriza evitaría disparidades cambiarias”

Para el secretario de Gobierno, Giovanny Villalobos, la propuesta de una moneda fronteriza entre Colombia y Venezuela, planteada por el gobernador del Táchira, José Vielma Mora, debe apuntar hacia la unificación latinoamericana, tal y como lo sugirió en su momento el extinto presidente Hugo Chávez Frías.

Debe enmarcarse en una política integradora y en el caso específico de Venezuela es favorable en el sentido que evitaría las disparidades cambiarias que es uno de los principales problemas, dijo de manera personal.

“Más temprano que tarde debemos ajustarnos a ese planteamiento; ya la comunidad europea lleva esa experiencia y en nuestro caso tenemos economías similares, aspectos que nos fortalecen como el idioma, la ubicación geográfica, entre otros”.

La propuesta de fijar precios internacionales al combustible que se despacha en la frontera, como se desarrolla en Táchira, es analizado por la Sala Situacional Militar, debido a que la frontera zuliana tiene características diferentes. Aquí prevalece lo dialéctico, la presencia étnica juega papel preponderante entre las dos naciones. Dijo que cada decisión en esta materia se va a aplicar de manera progresiva, atendiendo variables macroeconómicas del país. Hay que evitar líneas que busquen desvirtuar la esencia de unidad, integración y paz que debe prevalecer en la frontera.

Por otra parte, comentó que evalúan acciones para combatir delitos fronterizos y que no haya tanta permeabilidad por parte del gobierno colombiano. Hay que analizar muchos temas si se quiere una frontera vigorosa y fortalecida comercialmente.

Por su parte, Germán Arcaya, presidente de la Asociación de Aduanas del estado Zulia, sugirió que sería un alivio si los dos países accedieran; eso sería de gran ayuda. Pero no sabe si los esquemas en el país están dados para crear una moneda fronteriza.

Sucre y dólar aduanero

A mediados del año pasado Consecomercio propuso el dólar aduanero, ante las discrepancias que había entre el Seniat y Simadi para el pago de impuestos y la definición de las estructuras de costo. En ese momento, la presidenta Cipriana Ramos explicó que era un dólar referencial y que el Banco Central de Venezuela tenía que decidir. La propuesta no fue tomada en cuenta.

Representantes del comercio binacional informaron, en ese entonces, que el dólar aduanero iba a minimizar la salida de la moneda venezolana y simplificaría las compras. El proceso contemplaba un ajuste en los sistemas de aduanas y otros trámites avalados en acuerdos entre ambas naciones, pero no se llevó a efecto.

El secretario de Gobierno, Giovanny Villalobos, recordó la experiencia con la moneda Sucre (Sistema Unitario de Compensación Regional) que en noviembre de 2008 acordaron adoptar los presidentes y representantes gubernamentales de los países miembros de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), más Ecuador, que en ese momento no era Estado miembro y que entró en vigencia en 2010.

Fue una unidad de cuenta y de valor, mas no una moneda convertible controlada por un organismo emisor de piezas y billetes de curso legal.

El Sucre buscaba en teoría reemplazar progresivamente al dólar estadounidense en el comercio interregional que existe entre los nueve países adheridos (Venezuela, Cuba, Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Ecuador y Uruguay). El valor inicial del signo monetario fue de US$1,25.5.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...