El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Funed requiere una sede para atender a 300 niños con condiciones neurodiversas

La directiva hace un llamado a cualquier ente u organización gubernamental o política, "y a las empresas publicas y privadas a formar parte de nuestro grupo de padrinos, patrocinantes y colaboradores y así lograr nuestro objetivo, integrar a nuestros hijos en una sociedad de respeto e inclusión

La Fundación Enmanuel David (Funed), encargada de brindar atención especializada para niños excepcionales en Maracaibo, requiere con urgencia una sede física para servir a 300 pequeños que quedaron desatentidos tras el cierre de la Fundación Renace (Fundarenace) en febrero del presente año.

Anmar Barrios, presidenta de la institución, explicó que Fundarenace nació en mayo de 2021 auspiciada por la gestión del exalcalde de Maracaibo, Willy Casanova. En ese momento, más de 1.300 niños y adolescentes eran atendidos con personal calificado en las áreas de salud, terapias ocupacionales y cognitivas, sociales y recreativas.

Todo marchó bien, alegó Barrios, hasta noviembre de 2021, luego de las elecciones locales. "Desde allí empezaron a surgir eventos dentro de la fundación y la calidad de trabajo fue disminuyendo", aseguró. Pero no fue hasta febrero que la directiva de Fundarenace, de forma abrupta y sin previo aviso, tomó la decisión de cerrar sus puertas, al parecer, por un fallo eléctrico en el edificio.

La sede, ubicada en la Urbanización Gilcon del sector La Macandona, sigue hasta el día de hoy sin personal en sus instalaciones e incluso fueron retirados los carteles que la identificaban.

"Los niños fueron suspendidos de sus actividades. Y que un niño que se deje de atender dos o tres días es un atraso muy grande, además que esa decisión representó un delito contra la salid, no solo fueron los niños de atención motora, sino de atención cognitiva y de asistencia psicológica. Ni siquiera los reubicaron", relató Barrios, quien es madre de una pequeña con condición excepcional.

Al ver la situación, meses después, los padres deciden reunirse e iniciar los trámites para lograr que sus hijos reciban una atención de calidad que les permita lograr una "integración justa a la sociedad". De allí viene la reactivación de Funed, una fundación creada hace años por Jhon Barrios, padre de Anmar, quien tuvo un niño diagnosticado con Trastorno del Espectro Autista.

"Junto a un equipo de cinco padres más, hemos tomado la responsabilidad de activar Funed y retomar la atención de los niños, adolescentes y además sumar a los adultos con condición especial que lo necesiten", precisó.

Sin embargo, por ahora no cuentan con una sede física que permita albergar a 300 niños que forman parte de la institución y otro grupo que está a la espera.

Barrios expuso que el personal especializado multidisciplinario está dispuesto a ofrecer sus conocimientos para atender a los menores, pero requieren con urgencia una infraestructura para tal fin.

"Un inmueble adecuado para la movilidad y el buen desplazamiento de nuestros niños en sillas de ruedas, una piscina adecuada para recibir la hidroterapia y salones para recibir las terapias cognitivas y ocupacionales en las áreas de cocina, repostería, jardinería, carpintería, costura, artes plásticas y música", reza un comunicado de prensa.

Por ello, la directiva hace un llamado a cualquier ente u organización gubernamental o política, "y a las empresas publicas y privadas a formar parte de nuestro grupo de padrinos, patrocinantes y colaboradores y así lograr nuestro objetivo, integrar a nuestros hijos en una sociedad de respeto e inclusión".

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...