El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Fans-fiction reescriben best-sellers

Dos mundos y un espejo. Había una vez una niña que quería ser Alicia y una Alicia que quería ser niña. La primera soñaba con vivir en el país de las maravillas y la segunda en un mundo no tan al revés. Una vez se encontraron en un espejo mágico y cambiaron de lugar. La niña que quería ser Alicia se enamoró del olor de las flores y se quedó a vivir cerca de la mesa del té. La otra se arrepintió en cuanto miró a su alrededor. Es que vio gente caminar muy rápido. No entendía a dónde iban con tanta prisa. Pero lo quería entender. A la semana, se dio cuenta de lo disparatado de aquel lugar y, cuando quiso regresar, ya era demasiado tarde. La niña que quería ser Alicia había cerrado el espejo para siempre.

Este es un ejemplo de fan-fiction. Los lectores jóvenes del Zulia han emergido en un movimiento que toma los mundos ficcionales populares y los personajes que viven en él para desarrollarlos más allá del mundo original y reescribir la historia. Generalmente estos relatos los crean fans de las obras que sirven como base y se llama así, fan-fiction.

Es una corriente un poco antigua, según el joven lector Luis Morillo Montero. Sucede mucho con las sagas de aventura, con las historias de ciencia ficción y fantasía y con aquellos libros muy vendidos, los best-seller. “Luego lo suben a Internet y a aplicaciones de teléfonos móviles para compartirlo con amigos” e internautas.

Este movimiento está influenciado por el animé, los videojuegos y la literatura fantástica. De allí que Alicia Montero, docente de Literatura, concluyera partiendo de un breve recorrido por diversas redes sociales, que lo más leído por los jóvenes en Zulia son las grandes historias de fantasía donde los universos son habitados por dragones que botan fuego por la boca, magos, princesas y extrañas criaturas que conviven con humanos.

Montero hace la salvedad de que para determinar qué es lo que se está leyendo en el estado es necesario hacer un estudio y verificar las preferencias literarias de adolescentes y adultos contemporáneos. Sin embargo, por lo visto en cuentas de Instagram y Twitter, lo más buscado por los más jóvenes son los best-seller de aventura y libros con adaptaciones cinematográficas como Bajo la misma estrella.

Al escritor Norberto José Olivar le envían muy a menudo novelas incompletas de niños entre 9 y 12 años. No es de extrañar, considerando la inclinación por la narrativa. Son relatos que tienen un ciclo corto y que no necesariamente llegan a su final porque sus pequeños autores no piensan que se debe acabar.

“No es como uno, que apenas lleva escrita una página ya está asomando la cabeza para ver cómo termina”. Justamente es ese el propósito de los fans-fiction.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...