El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Falta de mantenimiento tiene al Lago moribundo

Las riberas de Maracaibo están bañadas de negro. Peces muertos y plásticos quedaron atascados con el derrame de crudo y están llevando a la completa mortandad al célebre Lago. El paisaje es oscuro. Los pelícanos y buchones están manchados del brillante “oro negro”. Los manglares también están impregnados por el hidrocarburo y las personas que caminan alrededor del Paseo del Lago 2 y 3 perciben el fuerte olor. Otro derrame. Uno más que enciende las alarmas de conservacionistas y amantes a la ecología, mientras que las acciones de la industria petrolera se plasman y fenecen en un papel.

“No hay una capacidad de respuesta efectiva”, dice Ausberto Quero, directivo de la Asociación para la Conservación del Lago de Maracaibo (Aclama). Explicó que en el estuario zuliano existen 14 kilómetros de tuberías petroleras que están activas e inactivas, así como siete mil pozos en las mismas condiciones, lo que ha llevado a Pdvsa a perder el control de los derrames.

Afectación

El experto sostuvo que los últimos derrames ocurridos en Santa Rita, hace 15 días, se están moviendo en dirección de las corrientes en el Lago que son “antihorarias”, llegan a los mangles y está afectando potencialmente la cadena trófica: la fauna ictícola (los peces), el vento (elementos que se mueven en el fondo del mar como los cangrejos) y el plancton que son aquellos que viven en las columnas del agua.

“Todas las especies son susceptible y están anopsia, se impide la entrada de los rayos de luz al interior del Lago de Maracaibo y eso afecta los tejidos de todas las especies”, dijo.

Según Quero, la manera extemporánea en la que resuelve la empresa petrolera los derrames han impactado negativamente a las 25 granjas camaroneras que abarcan 25 mil hectáreas de cultivo de camarones que existen en la cuenca del Coquivacoa.

Asimismo, apuntó que la producción ha sido muy perjudicada, mermando las ganancias de los empresarios ya que cada kilo de camarón lo importan en nueve dólares. “Hay que reconocer un plan de contingencia que tiene Pdvsa, pero no está funcionando (…) ellos tienen planes para pequeños, medianos y grandes derrames, aunque repito, no tienen capacidad de respuestas”.

Carencias

Frank Luna, secretario ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), no dudó y apuntó también a la “falta de mantenimiento” como consecuencia del escape de hidrocarburo. “La industria petrolera desde hace mucho tiempo atrás se está cayendo a pedazos”.

Destacó que cuando las tuberías se dañan el sistema de buceo que es uno de los fundamentales para la corrección, “no están funcionando como es debido” por la falta de equipos, porque no hay lanchas ni barcazas. “Hemos llegado al extremo que ni la producción es adecuada, solo estamos produciendo en el Zulia 600 mil barriles, cuando antes fabricábamos un millón 600”, argumentó. Puntualizó que las violaciones al contrato petrolero es otras de las causas porque el trabajador que se encuentra a pie de pozo no tiene sentido de pertenencia, “y está desganado para resolver este tipo de situaciones”.

Actuando

La mañana de ayer, en las instalaciones del Paseo de Lago 2, donde se podía apreciar de cerca los estragos del petróleo, una cuadrilla integrada por trabajadores de Pdvsa y pescadores se encontraban limpiado las orillas. Uno de los funcionarios de la industria presentes en el lugar no quiso ofrecer mayores declaraciones, sin embargo, informó que habían mil 600 personas desplegadas en toda la costa ejerciendo labores de limpieza.

Para Aclama este tipo de acciones son favorables de manera inmediata, acotó Quero. En el mes de mayo unas 400 familias de El Bajo se vieron fuertemente impactados por el bote descontrolado de crudo.

Denunciaron, en ese momento que sus chinchorros y mandigas se dañaron, igualmente que el motor. Manifestaron que la pesca en la zona bajó 70 % en las 30 playas que existen en el municipio San Francisco.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...