El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

En el olvido y en ruinas está el monumento de la batalla de Juana de Ávila

El nombre de la batalla se debe a que las tropas se habían atrincherados en el hato Juana de Ávila, propiedad del señor Joaquín de Ávila y de Juana Concepción Castellanos y Ferrer, ubicado al norte de Maracaibo, hoy, vecino de la Facultad de Ingeniería de LUZ, explicó Agustín Arteaga en una publicación de El Zuliano Rajao

Como una aguja en un pajar está el monumento de la Batalla de Juana de Ávila, una estructura histórica  poco conocida y nada preservada del Zulia.

Entre la Facultad de Ingeniera de la Universidad del Zulia (LUZ) y una villa cerrada, se esconde esta pieza invaluable del estado petrolero que conmemora aquel 24 de abril de 1822 cuando las Fuerzas Patriotas, comandadas por el coronel de nacionalidad cubana, José Rafael de las Heras, vencieron las tropas españolas lideradas por el Francisco Tomás Morales.

El nombre de la batalla se debe a que las tropas se habían atrincherados en el hato Juana de Ávila, propiedad del señor Joaquín de Ávila y de Juana Concepción Castellanos y Ferrer, ubicado al norte de Maracaibo, hoy, vecino de la Facultad de Ingeniería de LUZ, explicó Agustín Arteaga en una publicación de El Zuliano Rajao.

Según el historiador, fueron 216 soldados realistas los que atravesaron el Lago de Maracaibo, desembarcaron  en las playas del sector El Empedrao, para luego morir todos juntos en dicha ofensiva, que tenía como objeto recuperar a toda costa la provincia de Maracaibo, que se había pronunciado a favor de la Independencia.

Como recuerdo de esta gloriosa batalla de Juana de Ávila, años atrás se colocó entre rejas decorativas, una dedicatoria escrita sobre mármol blanco sobre un enorme pedestal labrado en piedra de ojo que dice “A los valientes soldados muertos en este glorioso campo de Juana de Ávila el 24 de Abril de 1822. Homenaje de admiración que les tributa la Junta Central del Distrito en el primer centenario del Gral. Rafael Urdaneta, 24 de Octubre de 1888”.

En la actualidad, la piedra está protegida por la cerca y en parte, cubierta de monte. Como si el monumento desapareciera en medio de la propia civilización.

“Desde hace 48 años vivo en Maracaibo y apenas descubrí que existía el monumento. Está enmontado, como hasta los propios cementerios, pero lo transcendental es que está en el olvido pese a su historia. Como yo, hay muchos zulianos que desconocen tanto de la piedra como de la misma batalla”, afirmó Faustina Alvarado a Versión Final.

Al entrar a la callecita de Ingeniería, como muchos le llaman a la vialidad, se aprecia casi al final, en el tapón, las rejas que los ciudadanos suelen confundir desde lejos como un equipo eléctrico, de gas o agua debido al parecido de la infraestructura con las rejas que desarrolla el Gobierno regional para proteger los aparatos de los servicios públicos.

El desconocimiento de este acontecimiento histórico también crece entre los zulianos ya que el monumento no cuenta con un cartel informativo que describa su simbolismo. Algunos solo lo ven como una piedra y un escrito en el olvido.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...