El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Denuncian presencia de heces fecales en el agua

La turbidez del agua continúa. Los zulianos no la quieren ingerir, se niegan. Hidrolago manifiesta que el vital líquido que proviene desde los embalses está totalmente potabilizado y que el barro corresponde a los niveles de sedimentación que existen en las cuencas de los ríos que nutren a Manuelote, Tulé y Tres Ríos, luego de vivir los peores momentos de sequía.

El Centro de Ingenieros del estado Zulia (Cidez) desestima las declaraciones de la empresa hídrica, sobre aquella en la que aseguran que están cumpliendo con patrones sanitarios nacionales e internacionales.

“Las plantas potabilizadoras cumplen con las normas sanitarias nacionales establecidas en el decreto 883 publicado en Gaceta Oficial Extraordinaria 5.021 y los parámetros que fija la Organización Mundial de la Salud”, suscribió el presidente de la institución, Danny Pérez, en una nota de prensa.

El martes, Marcelo Monnot, presidente del Cidez e integrante de la Comisión de Ambiente del gremio, dejó entrever la suerte con la que están corriendo algunos zulianos. Su denuncia fue directa: “Estamos consumiendo excremento animal y humano”. Estos antecedentes los han denunciado en reiteradas ocasiones. Mostró que no solo ellos han hecho públicas la contaminación del agua que toman los zulianos. Dijo que en 2010 el alcalde de San Francisco, Omar Prieto, advirtió sobre las bacterias y los coliformes fecales que existen en ella.

La Universidad del Zulia hizo lo propio. “En 2014 afirma que toda el agua que estamos consumiendo es un agua contaminada producto de una gran cantidad de bacterias y los coliformes fecales presentes en todos los estudios de laboratorios que ellos han venido investigando en sus laboratorios de la Facultad de Ingeniería”, indica Monnot.

Visitas

El Cidez, conjuntamente con la comisión, ha hecho un balance y ha hecho una visita, como la hace periódicamente a los embalses que están en la región zuliana.

Tulé fue el primero –hace 15 días aproximadamente–, allí pudieron observar que ha estado lloviendo, es decir, el porcentaje de agua en los embalses ha venido en ascenso. Igualmente en subida han venido las todas ilegales en las cercanías de las represas. “Eso es producto de la falta de mantenimiento, la responsabilidad que tiene que tener la Guardia Nacional a través de la Guardería Ambiental en ordenar y controlar todo este tipo de cosas. Las vimos en toda la vía de Tulé y Manuelote. No fue nada que tuvimos que buscar”, prosigue el representante gremial. Cree que frente a esto, Hidrolago y el Ministerio de Ecosocialismo y Agua se ha venido haciendo de “la vista gorda”.

Llegaron a Machango, en la Costa Oriental del Lago. El resultado no estuvo muy distante de lo que vieron en Tulé. Allí se han construido zonas residenciales sin cuidar la normal que hace la prohibición. Las aguas servidas de esas zonas están llegando directo al embalse. Dentro de él habitan animales que hacen sus necesidades dentro del espejo de agua. Lo mismo fue denunciado en abril y en la actualidad los niveles de aguas servidas que ingresan al lugar son mayores.

Las lagunas de oxidación siguen inconclusas y la GNB tampoco ha cuidado la incesante deforestación.

En la salud

El presidente del Cidez hizo especial énfasis en la última publicación que hizo el Ministerio de Salud mediante su semana epidemiológica del 2012 donde se pudo constatar que de las 11 enfermedades más graves que existen en Venezuela, cinco o seis son por el agua o el mal tratamiento que se le da a lo que se consume.

“Esa misma publicación del Ministerio evidenció que el Zulia es el primero con casos de diarrea. Mientras que en Miranda hubo 2.900 casos, aquí llegamos a 5.129 casos, solamente esa semana. En la amibiasis también fuimos pioneros. El estado Sucre repuntó con 127 y nosotros con 393”, continuó Monnot mientras mostrabas las láminas.

En el mismo 2012, el Zulia encabeza la lista de diarrea en menores de un año, con 32 mil 572 infantes. Los niños de uno a cuatro años representaron 5.176 casos y los mayores de cinco años fueron registrados 111 mil 206. El estado Miranda quedó en ese momento con 13 mil pequeños enfermos en el segundo lugar de la tabla.

Para la Comisión de Ambiente la situación sigue siendo grave. En estudios hechos por laboratorios importantes en los hogares zulianos se demostró que muchos usan equipos ultravioletas (UV) para la potabilización y en la prueba, antes de pasar el agua por la máquina, se demostró que el nivel de heces fecales era de 2.20, cuando el mínimo es cero. La cantidad de bacterias arrojadas era de 9.20 cuando el límite es de cuatro.   “Entonces los representantes de Hidrolago dicen que la turbidez no representa una amenaza para la salud y uno bebiendo agua con barro todos los días”, expresa Monnot.

Ausberto Quero, integrante de la misma comisión, explicó que la hidrológica no cuenta con todos los químicos necesarios para la potabilización. Monnot también acotó que en Planta C los sedimentadores y filtros están dañados.

Exhortaron a Hidrolago para que los invite a constatar desde los embalses el estado del agua que están tomando los zulianos.

Hace algunas semanas la empresa hídrica detalló que habían tenido que bajar los niveles de bombeo para que la turbidez del agua baje. En la actualidad están bombeando cuatro mil 500 metros cúbicos de agua por segundo, mientras que anteriormente enviaban seis mil 500 para los diversos municipios del Zulia.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...