El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Expropiación en el Casco Central: El decreto que impulsa la anarquía

Pequeños y medianos vendedores ofrecen sus testimonios sobre la medida aplicada por la Alcaldía. Exigen protección jurídica

La angustia crece entre los pequeños comerciantes de los edificios y locales comerciales que se encuentran en el Pasaje Colón, Plaza Baralt y Calle Comercio del casco central de Maracaibo ubicados en el casco central. Temen perder sus mercancías y puestos de trabajo.

El decreto 0035, de fecha 13 de septiembre de 2018, emanado por instrucción del alcalde Willy Casanova, comenzó a hacerse efectivo hace 15 días. Aún así, grandes edificios comerciales, mantienen abiertos sus negocios y sus comerciantes asumen el riesgo.

Versión Final obtuvo el testimonio de siete de los pequeños y medianos propietarios de establecimientos afectados, quienes consideran “injusta la medida” y califican como “una gran irresponsabilidad que las personas vayan a quedar a la deriva”.  

Susan Duarte, dueña de un local del edifico McGregor  critica el decreto 0035 que declara las edificaciones y comercios como zona de protección especial del patrimonio histórico y cultural del casco central de Maracaibo.

Si se supone que ellos están aplicando esa Ley para los edificios abandonados e invadidos, nosotros no somos invasores, nosotros estamos aquí pagando un arrendamiento, pagamos todos los servicios y, sin embargo, estamos aquí y no tenemos unas condiciones buenas, nos tenemos baños. Estamos aquí tratando de subsistir

Nos preocupa bastante, expone, la situación porque nos vamos a quedar a la deriva  y este es nuestros medio de ingreso, no tenemos la manera de irnos a otro sitio y pagar los alquileres en dólares. Duarte considera que el Gobierno municipal debería reflexionar “y  ver las antigüedades que tienen las personas aquí para poderlas sacar de la noche a la mañana y más si contamos con los papeles reglamentarios que ellos están exigiendo”.

Nos parece una injusticia porque nosotros tenemos mucho tiempo. Por lo menos, mi mamá tiene cuarenta y cinco años trabajando acá, prácticamente desde que se inició Mc Gregor y no es posible que ahora después de tanto tiempo, vengan a salirnos con esa convocatoria que nos van a desalojar porque esto es patrimonio regional.

“Vendo en un pedacito que me cedieron”

Nélida García: “A mi me afecta en todos los sentidos. Primero ya no tengo trabajo, tengo muchísima mercancía, trajes para damas, y no consigo donde venderla. Yo tengo cuarenta años trabajando, yo tengo mis clientes, por eso es que me ves aquí, porque el señor dueño de este negocio, como es mi amigo y también a él le expropiaron, me da este sitio, un pedacito, para que yo me coloque aquí, porque pasan mis clientes y yo les vendo de alguna forma.

Nos habían mandado a desalojar ya, pero nosotros por la necesidad estamos acá, pensamos que solo nos  van a dejar hasta el último de este mes. Muchos locales de acá están expropiados porque no están los dueños y porque tienen problemas con los documentos.

Yo tengo cuarenta años aquí y la Plaza Baralt para mi es algo mío, aunque ellos no lo creían o no lo creen. Estamos afectados todos, mucha gente, bastante, pero tenemos fe en que esto cambie.

“La mejor forma no es quitarnos las cosas”

Osbelis Ferrer: “La verdad es que la expropiación de todo el casco central nos va a afectar y mucho porque no tenemos donde establecernos, vamos a quedar sin trabajo.  Con lo que dijo la Alcaldía, que no podemos estar aquí, tendremos que llevarnos las cosas para nuestras casas y a ver qué se hace. No sabemos si lo que viene es lo mejor, pero la mejor forma  no es quitarnos las cosas, la mercancía, nosotros tenemos un largo tiempo con esto”

“Esto es una lucha entre un burro y un león”

Daniel González:  “El asunto no es tanto que saquen a las personas de los edificios y de sus tiendas, sino qué van a hacer esas personas, a dónde las van a reubicar. Van a tomar esas medidas pero me parece una gran irresponsabilidad de que las personas vayan a quedar a la deriva, porque la gente no trabaja por gusto, la gente trabaja porque tiene la necesidad de proveer alimentos necesarios para su familia.

Yo tengo tienda acá y si toman esa medida esta es una lucha de un burro contra un león, uno no puede hacer nada. La medida que tomen uno tiene que acatar las normas y no puede uno poner resistencia  porque la lleva de perder.  Claro que me voy a ver afectado. Yo soy padre de familia y mi sustento lo saco de la tienda, del trabajo”.

“Si no sale dueño, hay que expropiarlo”

Osmán García Acosta: “Esta expropiación viene porque todos estos locales tienen años sobre años que están no ocupados y si no sale dueño hay que expropiarlos, que más se va a hacer. Esto era de  Serfatti, cuando era Galerías 99 y se murió. El del Palacio Oriental, también murió, entonces la mayoría de los dueños de estos negocios se han ido para la paz, han quedado los hijos, pero hijos no hacen nada. Si expropian, yo veré dónde ponerme. Yo tengo 58 años laborando por aquí”.

“Será un tribunal que nos ampare, es lo más lógico”

Zulay Zuleta: Claro que nos afecta, a todos los que estamos aquí nos afecta, tanto a mi persona como a los empleados que tenemos acá, porque de qué vamos a vivir, si nosotros trabajamos esto. Para qué pagas impuestos, para qué pagas a Sedemat, para qué pagas bomberos, esta es una empresa a la deriva, prácticamente.

Cómo va a quedar uno, para dónde va a agarrar, no sabemos si nos van a reubicar, no sabemos nada, porque lo ideal es que te pasaran una carta, vamos a hacer esto, a ustedes los vamos a reubicar dentro de un mes o dos meses o hay un comunicado; se van a hacer unos locales o algo, les vamos a dar la opción de que ustedes puedan adquirir unos locales  o de comprar o algo, pero no tenemos ninguna de esas opciones.

Nos comunicaron que iban a expropiar esto hace más de quince días y desde ahí nosotros quedamos así, esperando. Será un tribunal que nos ampare o algo, es lo más lógico. Yo pago impuesto de Sedemat, bomberos, Seniat, registro de comercio, Banavi, seguro social, esta es una empresa establecida”.

“Nos van a sacar sin indemnización”

Leida Chourio: “Sí, a nosotros nos afecta directamente porque nuestros únicos ingresos son de acá. Mi papá tiene ya cincuenta  años aquí trabajando y ahora estoy yo y mantengo a mis hijos de acá. A nosotros si nos sacan de aquí no nos van a dar ningún tipo de indemnización, no nos van a reubicar, vamos a quedar sin nada, prácticamente, a la deriva. De dónde vamos a sacar ingresos para podernos mantener. Nos afecta totalmente”.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...