El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Con misa fue recordada la sierva de Dios María Esperanza

La hija de la sierva de Dios, quien lleva su mismo nombre, la Sra. María Esperanza Bianchini de Foley compartió algunas de las vivencias que tuvo al lado de su madre: “Desde muy pequeños nos dimos cuenta que mi mamá era una persona diferente a las demás mamás, ya que no solo se ocupaba de nosotros, sus siete hijos, sino también de muchos hijos espirituales que visitaban nuestro hogar diariamente"

El viernes, 6 de agosto de 2021 se dieron cita en el Cementerio del Este en Caracas, alrededor de la tumba de la sierva de Dios María Esperanza Medrano de Bianchini, miembros de la Fundación Betania y amigos, para honrar su recuerdo con un Rosario y cantos, a un día de la celebración de los diecisiete años de su partida.

El sábado, 7 de agosto, se congregaron en el Santuario Nuestra Señora de La Candelaria – Dr. José Gregorio Hernández para participar de la Misa presidida por el P. Gerardino Barracchini, acompañado por el P. Juan Carlos Silva, el P. Oswaldo Montilla y el P. Orlando González, la cual contó con los cantos de la Coral Betania.

Durante su homilía mencionó que el prefecto para la Causa de los Santos en una oportunidad dijo: “Los santos son verdaderos compañeros de camino que en algún momento determinado de la historia dan respuesta a las interrogantes del tiempo”, y reflexionó sobre la figura de la “querida y amada” sierva de Dios María Esperanza, expresando que su vida fue para los que buscaban a Dios y lo encontraron en su atención materna, la cual es también una “expresión de santidad […] para dar respuesta a su compromiso con el Bautismo y con Dios por medio de su Madre María Santísima”.

“Cada persona que tuvo contacto con ella, sin distinción, se sintió amada y escuchada, expresó e hizo énfasis en que hoy más que nunca se debe replantear y proyectar el carisma de la reconciliación y la maternidad por medio de la sierva de Dios María Esperanza”, añadió

Luego, la hija de la sierva de Dios, quien lleva su mismo nombre, la Sra. María Esperanza Bianchini de Foley compartió algunas de las vivencias que tuvo al lado de su madre: “Desde muy pequeños nos dimos cuenta que mi mamá era una persona diferente a las demás mamás, ya que no solo se ocupaba de nosotros, sus siete hijos, sino también de muchos hijos espirituales que visitaban nuestro hogar diariamente. Ella no hacía diferencias en el trato con las personas. Todos eran almas a quienes tenía que darles la mano para ayudarles a conocer a Dios y a nuestra Madre Celestial María.”

Esta hermosa celebración culminó con la entrega de un obsequio al santuario y estampas de san José con la oración propuesta por el papa Francisco para los feligreses.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...