El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

“Combos de ingredientes” bajarían precios del pan

¡Somos panaderos, no somos bachaqueros! Era la consigna que vociferaban los dueños de pequeñas y medianas panaderías socialistas que conforman el Consejo Popular de Panaderos y Pasteleros del Zulia (Consepazu), en la Plaza Bolívar, frente a la Gobernación, donde se reunieron para rechazar la distribución de la harina de trigo a través de intermediarios.

Los diputados del Consejo Legislativo del estado Zulia (CLEZ), Adelis Nava y Eduardo Labrador, que desde hace semanas acompañan a los panaderos en su lucha por obtener la materia prima para la producción de pan apoyaron a los comerciantes.

“Pretenden eliminar las codificaciones que se tienen directas con la empresa para colocarles una intermediación a través de la Fundación de Mercados Populares, Fundamercado, lo repudiamos y lo rechazamos contundentemente”, sostuvo Labrador.

La razón por la que el sector de panaderos, pasteleros y pizzeros del Zulia rechaza la intermediación tanto pública, como privada es que se presta a hechos de corrupción. Además, el precio oficial del saco de harina del proyecto “Elefante” equivale a 4.572,98 bolívares, mientras que cada saco por medio de Fundamercado tendría un valor de 5.977 bolívares y para la zona del Sur del Lago el costo incrementaría a 7.000 bolívares. Lo que representa un aumento de 1.404,72 bolívares por saco, lo que generó el descontento y el rechazó por parte del sector panadero.

El diputado Labrador afirmó que no permitirán que el proyecto “Elefante”, creado por el fallecido presidente Hugo Chávez, con el cual los panaderos pueden acceder a la harina directamente de los molinos por medio de un código otorgado, sea eliminado. “Lo que queremos es que efectivamente se pueda realizar la reunión con el sector de Gobierno y Monaca para concretar que la intermediación sea eliminada (…) No vamos a permitir que las obras que hizo el Comandante para el bienestar del pueblo se acabe, no aceptamos la intermediación para la entrega del rubro”, manifestó.

“Hemos conseguido algunas redes, algunos panaderos que tienen acceso a codificaciones directas, grandes distribuidoras que producen una gandola y distribuyen dos o tres al mercado paralelo especulativo que afecta a los productores”, denunció el legislador. Aseguró que las panaderías dedicadas a dichas actividades están identificadas y la información la manejan los organismos de seguridad quienes se encargarán del desvío de la harina de trigo regulada.

Por lo que proponen que Fundamercado sirva como supervisor de los procesos de distribución de los lotes de harina de trigo y no como intermediario, pues hasta en 40 mil bolívares revenden en el mercado informal el rubro.

Denunció, además, que en el estado hay siete intermediadoras privadas que en algunos casos se prestan a la especulación. “Hay una doble facturación, les facturan a precio regulado y les obligan a pagar el resto por otra parte”, ratificó el presidente de la Comisión de Política Participación Ciudadana y Derechos Humanos del CLEZ.

“Combos regulados”
Los panaderos plantearon que para poder bajar los costos de producción del pan necesitarían una especie de combos regulados con los ingredientes que requieren para realizar el alimento. Actualmente en algunos establecimientos se consigue hasta en mil 200 bolívares el kilo de pan, lo que equivale a más de 100 bolívares por unidad.

El diputado informó que en los próximos días se estarán reuniendo con representantes de las demás industrias que producen los otros ingredientes que se requieren para hacer el pan, como la manteca, el azúcar y la levadura. “La necesidad de que conjuntamente con estas industrias pueda realizarse la distribución sin intermediación es que va a abaratar el costo y vamos a combatir la especulación”, garantizó.

Danilo González, secretario general de Consepazu, planteó que podrían trabajar con Fundamercado si el Gobierno se compromete en distribuirles el azúcar, la manteca, la levadura. “Lo que está más difícil de conseguir ahorita es la levadura, la compramos hasta en 80 mil bolívares una caja cuando cuesta 1.125 bolívares regulada”, acotó. Añadió que por medio del proyecto “Elefante” es como han logrado mantener el precio del pan más barato.

¿Y la distribución?
Consepazu tiene asignado, según Monaca, 18 mil sacos de harina a precio regulado, cifra que pretende ser aumentada para que más panaderos, pasteleros y afines puedan acceder a los códigos y así a la materia prima directamente con la empresa a un bajo costo y puedan producir los alimentos con un menor precio.

El trigo llegó a los dos molinos del estado la última semana de marzo pero las distribuciones se mantienen paralizadas por la disyuntiva de por medio de quién se hará, lo que mantiene las colas en las panaderías que aún venden el producto regulado a 10 panes francés por persona.

“Ya tenemos la harina producida, ya tenemos la información que tenemos la harina asignada entonces por qué no se avanza en esto, por qué queremos poner más burocracia, por qué se quiere entorpecer la labor de los panaderos que estaban produciendo”, subrayó Labrador.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...