El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Codhez: Casi la mitad de hogares larenses depende de remesas para alimentarse

Codhez indica que 58 % de los hogares larenses sobrepasó el umbral de adaptaciones negativas extremas, mientras que 16 % presentó inseguridad alimentaria

La alimentación del 45 % de los hogares en Lara depende de la ayuda de familiares en el exterior, de acuerdo con los datos recopilados por la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) en su más reciente Sondeo sobre Consumo de Alimentos y Seguridad Alimentaria en el occidente de Venezuela.

Este estudio, realizado desde el 24 hasta el 30 de septiembre de 2021 en las regiones occidentales Lara, Táchira y Zulia, indica también que 93 % de las familias larenses reportó haber consumido alimentos menos preferidos o más baratos al menos una vez durante la semana anterior a dar respuesta al formulario.

Además, 76 % de hogares en Lara afirmó haber dejado de desayunar, almorzar o cenar al menos una vez durante la semana. También destaca que en 11% de hogares con niñas, niños y adolescentes, todos los días de la semana se redujo el consumo de los adultos para que aquellos pudieran comer mejor, y en 33% de estos hogares, niñas, niños y adolescentes fueron enviados a comer fuera de casa, al menos un día de la semana.

Al tomar en cuenta estas experiencias, Codhez indica que 58 % de los hogares larenses sobrepasó el umbral de adaptaciones negativas extremas, mientras que 16 % presentó inseguridad alimentaria.

Así, en términos generales, en la semana previa al sondeo 93% de hogares experimentó dificultades para acceder a los alimentos, debiendo adoptar estrategias de sobrevivencia para mantener un consumo básico.

Mayor presencia de adaptaciones negativas en Táchira y Zulia

Entre las estrategias adoptadas en el estado Táchira para acceder a los alimentos, la organización destaca que 90 % de hogares reportó haber consumido alimentos menos preferidos o más baratos al menos una vez durante la última semana. En tanto, se determinó que 48 % sobrepasó el umbral de adaptaciones negativas extremas, mientras que 19% presentó inseguridad alimentaria

A su vez, en Zulia ─para poder alimentarse─ 84 % de hogares reportó haber consumido alimentos menos preferidos o más baratos al menos una vez en la semana previa a la consulta. En consecuencia, 51 % sobrepasó el umbral de adaptaciones negativas extremas y 16 % presentó inseguridad alimentaria.

Variedad de la dieta en la semana

Sobre la diversidad de la dieta en los hogares larenses, 20 % declaró consumir todos los días algún alimento de la categoría cereales, plátano y tubérculos, mientras que 56 % reportó su consumo entre tres y cinco días de la semana. Se reportó también que 14 % de hogares no consumió frutas en toda la semana, entre tanto que el consumo diario de lácteos fue informado solo por 5 % de hogares.  Asimismo, el consumo de alimentos en Lara fue aceptable en 49 % de los hogares, limitado en 32 %, y pobre en 19 %.

En Táchira, el 61% de hogares declaró consumir todos los días algún alimento de la categoría cereales, plátano y tubérculos, mientras que el consumo de granos se registró entre uno y dos días a la semana en 36% de los hogares. Además, 26% de las familias tachirenses reportó no haber consumido lácteos ningún día de la semana. Así, el consumo de alimentos en general fue aceptable en 58% de hogares, limitado en 23%, y pobre en 19%.

Por su parte, en los hogares zulianos, 52 % declaró consumir todos los días algún alimento de la categoría cereales, plátano y tubérculos. El consumo de carnes, huevos, pescados o mariscos fue imposible durante toda la semana para el 18 % de los hogares consultados, mientras que el consumo de granos fue reportado entre uno y dos días por 40% de los hogares. A su vez, el consumo de alimentos fue aceptable en 57 % de hogares, limitado en 28 %, y pobre en 15 %.

Urgen medidas contra el hambre

Para Codhez, la inseguridad alimentaria de los hogares en el occidente venezolano se evidencia en dietas poco variadas y el incremento en la frecuencia de adopción de estrategias negativas para poder mantener un consumo básico de alimentos, dado que, en las condiciones actuales, el ingreso mínimo mensual de 7,00 bolívares (equivalente a 1,68 dólares, de acuerdo al tipo de cambio del Banco Central de Venezuela de Bs./USD 4,16) resulta insuficiente para hacer frente a las necesidades más básicas.

Codhez reitera la notoriedad de la fragilidad la economía familiar para afrontar los gastos en alimentos que, además, concurren con los de otras necesidades básicas como el agua potable, la gasolina o los servicios de educación y salud.

En este sentido, es urgente el diseño e implementación de plan estratégico que dé respuesta inmediata y eficiente a la inseguridad alimentaria, tomando en cuenta las especificidades de las poblaciones más vulnerables. De igual forma, urge la aplicación de un programa efectivo de compensaciones que asegure el derecho a no padecer hambre, y a la par, de otro orientado a restablecer la independencia económica de las familias para sostenerse, más aún cuando el programa de distribución de alimentos por los CLAP ha demostrado, por diversas razones, ser ineficiente.

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...