El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Codhez asegura que salario mínimo solo alcanzará para un rollo de pabilo en Navidad

Una familia en Maracaibo necesita, en promedio, Bs. 29.152.334,34 para comprar 21 alimentos básicos, dice la comisión que defiende los derechos humanos en la región

La Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia (Codhez) efectuó el monitoreo de precios de alimentos en Maracaibo correspondiente a la primera quincena de noviembre. En este reporte se evidencia un desproporcionado y preocupante aumento de los productos de la cesta básica de alimentos.

Una familia en Maracaibo necesita, en promedio, Bs. 29.152.334,34 para comprar 21 alimentos básicos, que incluyen productos como la carne de res, pollo, granos, huevos, cebolla, tomate, yuca, queso, harina de maíz, arroz, pasta, margarina, y aceite vegetal. Así pues, en comparación con la segunda quincena de octubre, la cifra es +33% más alta, y equivale a 7.288,08% del salario mínimo mensual.

Igualmente, si se considera ese monto en atención a la tasa de cambio promedio de Bs/USD 666.491,91, reflejaría un total de USD 43,74, todo esto en contraste con los Bs. 400.000,00 de salario mínimo mensual, equivalentes a USD 0,60.

Precios anclados a la hiperinflación

El alimento que experimentó mayor incremento de precio fue el huevo por unidad. Para adquirirlo es necesario contar con Bs. 79.166,67, esto significa un alza de +62% de una quincena a otra.

Por su parte, el rubro de las carnes rojas elevó sus precios entre +28% y +31%. El corte de primera, por ejemplo, subió +28%, para un precio promedio de Bs. 2.697.091,75.

El pollo y sus distintas presentaciones tuvieron el mismo efecto. Un pollo entero, cuyo precio está regulado por el gobierno nacional en Bs. 292.793,20, tiene un valor en el mercado de Bs. 1.323.405,24, es decir, +352% por encima de la regulación. Además, el precio promedio de los muslos de pollo se incrementó +39%, con un precio en el mercado de Bs. 1.628.688,15.

Sin embargo, no solo los proteicos cárnicos experimentaron una subida considerable en sus costos. Todos los granos también presentaron un aumento promedio de 35% en sus precios.

El precio de las caraotas (+37% más caro) se fijó en Bs. 1.498.202,94. El costo del kilogramo de frijoles (+36%) se ubicó en Bs. 1.289.171,43, y el de las arvejas (+34%) en Bs. 1.816.503,91.

Sueldo mínimo cada vez más inalcanzable

Ante la proximidad del período decembrino, Codhez realizó el monitoreo de algunos de los productos necesarios para la preparación de los platos típicos de esa época, que usualmente se comienzan a comercializar con anticipación.

En principio, el kilo de bijao tiene un precio promedio de Bs.1.675.136,50, que. en comparación con su precio en diciembre de 2019, supone un aumento de +2.907,57%.

En el caso del pabilo, este presenta un precio de Bs. 227.331,33, con un aumento de 735,23% en contraste con su precio de hace un año; monto que además representa más de la mitad de un salario mínimo mensual (57%).

Asimismo, las aceitunas están marcadas en Bs. 3.346.571,22 por kilogramo, destacando un aumento considerable de +895,90%. Por último, las uvas pasas, con un valor en el mercado de Bs. 4.279.810,50, se posicionaron en +1.365,56% más que el año pasado, equivalentes a 1.070% del salario mínimo mensual.

Ante los resultados de este monitoreo, realizado del 12 al 15 de noviembre en establecimientos de Maracaibo, Codhez insiste que el Estado venezolano incumple con su obligación de establecer un salario suficiente que permita vivir con dignidad y cubrir las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales (artículo 91 de la Constitución), así como el mandato de diseñar e implementar medidas que garanticen a todas las personas el acceso a alimentos nutricionales de manera suficiente y estable (artículo 305 constitucional).

Para la organización de derechos humanos, el panorama del acceso a la alimentación ha empeorado con las condiciones experimentadas a partir de marzo de 2020. “El temor al contagio de Covid-19, así como los constatados obstáculos para la movilidad, han impactado de forma grave en la calidad de vida, generando una sensación de desesperanza en la población”, destaca Codhez en su reporte.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...