El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Clases online se mantendrán en 2021 ante falta de respuestas

Bajos salarios, beneficios que no se cumplen, infraestructuras por el piso, llegada de la pandemia y el cambio de modalidad, es un escenario rudo para la educación cuyos protagonistas no cuentan con servicios de internet, energía eléctrica ni equipos tecnológicos

Educación en todo el país sigue en pausa. Ya suman 10 meses en que las clases en todos los niveles pasaron de presencial a distancia y con ellos se han arrastrado varios problemas, lo que ocasionó que en este año sigan los conflictos sindicales y laborales, pues los beneficios de los profesores quedaron enterrados y los docentes se niegan a dar clases.

Bajos salarios, beneficios que no se cumplen, infraestructuras por el piso, llegada de la pandemia y el cambio de modalidad, es un escenario rudo para la educación cuyos protagonistas no cuentan con servicios de internet, energía eléctrica ni equipos tecnológicos. Esas son tan solo algunas de las carencias que la educación de inicial, primaria, bachillerato y universitaria que se mantienen en el 2021.

“No nos vamos a incorporar” es lo que dicen los profesores de todos los niveles, pues añaden que no es suficiente lo que están ganando y ya tienen años siendo olvidados por el Gobierno Nacional y las autoridades de educación. Comentan que las acciones de calle seguirán bien sea online o en la calle dependiendo de la semana de flexibilización, pues no se pueden arriesgar ante la pandemia.

Un profesor de básica y bachillerato devenga Bs. 1.997.715, lo que significa prácticamente un sueldo mínimo, pues de la categoría 6 cobra Bs. 2.307.912, mientras que un profesor universitario titular gana Bs. 4.603.733, lo que serian 3,8 sueldos.

Luis Arroyo, presidente del Colegio de Profesores, dijo que este año sigue igual porque no hay respuesta y las autoridades son los únicos responsables de la situación. Añadió que el cronograma de actividades está siendo evaluado, pero lo que sí tienen claro es que no se van a incorporar y que la educación cada día empeora.

En el caso de las universidades en Lara es la misma historia. Blanca Terán, presidente de la Asociación de Profesores de la UPEL (Aproupel) dijo que la casa de estudios está sobreviviendo, pues ante la falta de presupuesto y las inexistentes condiciones y beneficios para los docentes, se niegan a dar clases en la modalidad a distancia “y no hay posibilidad de mejorar el sector porque se sigue acentuando la hiperinflación”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...