El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Ciclovías Maracaibo pide que ordenanza de Convivencia Ciudadana refleje peticiones del gremio ciclista

Ángel Armando López, coordinador de Ciclovías Maracaibo, rechazó algunos de los artículos que dispondrá la ordenanza que hablan sobre el uso del casco, las vías preferenciales y otros puntos que no se apegan a los estándares que expone las Naciones Unidas y acordes a las condiciones  y realidades de la ciudad

La muerte de la joven Fiorella Giurdanella a causa de un arrollamiento, el pasado 16 de agosto, se convirtió en la carta perfecta para que los ciclistas zulianos exigieran a las autoridades regionales seguridad vial para todo aquel que no se traslada en automóvil. Una petición que se espera que tenga respuesta el próximo domingo, 20 de agosto, cuando se consulte una ordenanza de Convivencia Ciudadana.

Esta elección, según Willy Casanova, alcalde de Maracaibo, estará a “favor de los derechos y protección a los ciclistas”. Sin embargo, los amantes del pedal han repudiado algunos de los artículos que aseguran que dispone la ordenanza y que esperan que sean mejorados con el “propósito de generar mayor uso de la bicicleta en la ciudad”.

Así lo refirió Ángel Armando López, coordinador de Ciclovías Maracaibo, quien enalteció el hecho que se actualicen las leyes del uso de los velocípedos debido a que las órdenes se habían convertido en letras muertas ya que “Venezuela solo cuenta con una normativa dentro de la Ley de Tránsito que data desde 1988 y está bástate descontinuada”.

López sentenció que para el diseño de esta nueva ordenanza no convocaran a la comunidad ciclista marabina y que solo se les llamara a la consulta pública del próximo domingo en el Jardín Botánico de la capital zuliana.

“A la comunidad de ciclistas y de expertos de la movilidad urbana sostenible no se le ha consultado y todos están prestos a generar una ordenanza adaptada a Maracaibo”, dijo al añadir que si las autoridades los convocaran crearían una mesa conformada por la Alcaldía, universidades, sector privado y la sociedad civil.

Destacó que uno de sus temores es que no se someta a una votación la ordenanza y que solo se les invite a presenciar su aprobación. “Este tipo de situaciones ya ha ocurrido. En Caracas paso así, llamaron a consulta pública y solo la certificaron”, refirió.

De ser este el escenario, López aseguró que ya están preparados para “hacer frente de la manera posible”.

Apegados a estándares internacionales y acordes a Maracaibo

López enfatizó que para la creación de leyes respecto al ciclismo se debieran basar en el acuerdo de las Naciones Unidas que habla de cumplir los “objetivos de desarrollo sostenible”.

“Entre ellos el objetivo 12 que especifica sobre la movilidad urbana sostenible y donde se le da un valor importante al uso de la bicicleta al referir que todas las ciudades del mundo deben trabajar en función de añadir más ciclistas al tener en cuenta la mejoría de las condiciones de la entidad”, citó el joven de 34 años.

El coordinador de la organización ciudadana que promueve desde 2012 el uso de la bicicleta en Maracaibo, añadió que al legislar sobre el tema debieran tomar en cuenta normativas que no “sean tan restrictivas o que terminen segando el potencial que tiene la bicicleta para una persona y por tanto disminuya el número de ciclistas”.

Ante esto rechazó algunos de los artículos que dispondrá la ordenanza que hablan sobre el uso del casco, las ciclovías y otros puntos que no se apegan a los estándares que expone las Naciones Unidas y acordes a Maracaibo.

Solicitan revisión de artículos

Entre estos está el Artículo 46 que estipula que “al circular de noche, el peatón, incluidos los ciclistas y patinadores, deberán portar una linterna o cualquier prenda de material reflectante, sin olvidar el casco los ciclista y patinadores”.

Según López “la obligatoriedad del casco en normativas legales a razón de seguridad del rodante no se justifica”. “La integridad del ciclista depende en mayor porcentaje de la infraestructura y está demostrado en estadísticas”, justificó.

Lamentó que la municipalidad pretenda imponer el uso del casco ante “una carencia de acciones de ordenamiento e infraestructuras” lo que catalogó como  “una mala decisión que restará al ciclista”.

 

Añadió que no todos los ciudadanos tendrán para tener el implemento de protección debido a que la mayoría de los marabinos no cuentan con poder adquisitivo ya que el casco cuesta desde 40 dólares.

El coordinador de la organización también repudió que el Artículo 59 acuerde que “las bicicletas circularán por las ciclovías cuando existan, esto sin perjuicio de que les esté permitido circular por otros espacios según la normativa sobre circulación y tráfico vigente”.

“El ciclista circula por donde se siente más seguro, por donde se hace su recorrido más rápido y por donde los factores climáticos le sean favorables, no por donde se trace una ciclovía. Si se traza una ciclovía que cumpla con todas esas características de igual forma la circulación en el resto de las vías debe ser con normativas de tráfico compartido exceptuando los carriles rápidos”, refirió López al respecto.

El zuliano enfatizó en cuanto al los artículos 61 y 62, que hablan sobre la construcción de las infraestructuras ciclistas y estacionamientos adecuados para los pedaleros, que “los diseños deben obedecer estándares de seguridad y calidad que generen respuesta positiva a su uso”.

“A mayor calidad de infraestructura mayor grado de respuesta positiva de parte de los usuarios (…) Los estacionamientos de exigencia por normativa deben ser de doble sujeción a las alturas adecuadas de fácil acceso y vistosidad”, agregó.

López señaló que el documento también manifiesta que las bicicletas deberán disponer de timbre y luces o reflectantes. Así como estipula el distanciamiento que deben tener los ciclista hacia los peatones, algo que han expuesto Ciclovías en sus peticiones.

La ordenanza también determinaría el registro de los velocípedos, la señalización vial e incluso las sanciones y normas de convivencias.

Sobre el Artículo 78, que cita que “la municipalidad garantizará el respeto por los itinerarios de rutas de transporte público establecidas de mutuo acuerdo con el gremio del transporte y sus autoridades competentes”, López enfatizó que los conductores no puede ni debe establecer trayectos y direcciones”.

“Este punto es una función pública que debe obedecer estrictamente la planificación y desarrollo de la ciudad”, resaltó.

El joven ciclista, quien usa la bicicleta desde hace ochos años como medio de transporte, espera que la ordenanza verdaderamente se direccione a las necesidades de los pedaleros marabinos y que realmente proporcione el bienestar en las vías que tanto necesitan.

Enfatizó que esperan ser escuchados y que no solo los convoquen para ver como aprueban otro documento más. Sin duda, la comunidad ciclista desea compartir sus ideas con las autoridades y así determinar la llamada ordenanza de Convivencia Ciudadana.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...