El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Choque de poderes por el agua

Empieza la lucha por el vital líquido. Son miles las comunidades afectadas por la crisis del agua, y desde Planta C, unos 500 choferes de camiones  madrugan para cargar sus unidades y ofrecer el servicio a diferentes sectores. Pero ayer, no fue tan fácil. Los conductores denunciaron que un grupo de militares llegó al llenadero y los amenazó. “Nos pidieron licencia y carta medica, y quien no tuviera iba detenido. Además, nos obligaron a darles agua gratis”, denunció Ángel Valbuena.  

Desde las 6:00 de la mañana, los Guardias nacionales entraron a la planta, imponiendo, según los conductores, que se les diera prioridad a los camiones de PDVSA, los que a juicio de Freddy González, conductor, “nunca los he visto por alguna comunidad dando agua, pero sí en los pulilavados, y otros lugares. Ellos venden el agua”.

Y esta afirmación también la hizo Luis López, propietario de un cisterna, que consideró que los oficiales no obligan a esos camiones, pero a ellos sí. “Debemos llevarles agua al Batallón de la Concepción, y ellos qué dan, nada”.

El señor Urdaneta denunció también, que “muchos de los camiones de Pdvsa sirven agua a los altos militares. Si tenéis el uniforme verde, sí te dan agua gratis”.

Servicio verde

Gabriel Urdaneta enfatizó la petición que se les ha hecho a los guardias. “Ellos quieren agua gratis, pero por qué no nos ofrecen cauchos, baterías, o nos crean una cooperativa, solo saben obligar”.

Un caucho cuesta más de 350 mil  bolívares, y una pipa de agua no baja de los 50 bolívares, según los montos establecidos por la Alcaldía de Maracaibo. Pero, no es suficiente, insistieron los choferes. “Hay que hacer más de 10 viajes, para lograr el pan, y cómo le metemos mano a los camiones. Eso sin contar los cinco viajes que nos obligan a hacer para conveniencia de los militares”.

Ni especular alcanza

Admitieron su culpa. Venden el camión de agua hasta en 6 mil bolívares, pero ni así alcanza, afirman. Según el criterio de Nilson Castro, “las tres comidas no se pueden comprar, menos si a medio camino se daña alguna pieza y no tenemos ayuda de los tres niveles de Gobierno”.

Pasada las 10:00 de la mañana, los conductores lograron hablar con el teniente Plaza, al mando del control en el llenadero, pero le dejaron claro que “nadie del Ejecutivo puede pedir documentos dentro de Planta C. Además, se le pidió que inspeccione a los camiones cisterna del Gobierno, pues están llevando agua a los pulivados”, resaltó Guerrero.

Si estas peticiones no se cumplen, y los oficiales de la Guardia nacional continúan las agresiones, los conductores de cisterna aseguraron: “Cerraremos la aguada. No habrá agua ni para ellos, ni para nosotros”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...