El diario plural del Zulia

Calles sucias y quema de desechos: vecinos de La Polar viven entre la basura [+Videos]

Habitantes de la zona aseguran que la crisis de insalubridad empezó cuando el actual alcalde, Gustavo Fernández, tomó posesión y piden incluir a La Polar en el plan de recolección de basura

Entre la basura. Así viven los vecinos del barrio La Polar, en San Francisco, ante la falta de un plan de recolección de desechos sólidos por parte de la Alcaldía. Las calles 180 y 188, que son las dos entradas principales a la zona, están obstruidas.

“Es un problema que no se puede esconder, necesitamos que los entes encargados hagan su trabajo, que pasen por aquí y atiendan la situación”, exhortó este jueves Edgar Valera, residente del sector, ubicado en la vía La Cañada.

En conversación con Versión Final, Valera aseguró que la crisis de insalubridad empezó cuando el actual alcalde, Gustavo Fernández, tomó posesión del cargo, por lo que reclamó a la municipalidad sureña idear un plan de recolección de basura que incluya a La Polar.

El ciudadano denunció que, presuntamente, los llamados “burreros” dejan los residuos en toda la vía La Cañada con autorización de la Alcaldía.

Ellos dicen que los autorizaron a usar esa vía como un bote de basura para que, posteriormente, pasen los camiones compactadores a recogerla”, pero esa no es la forma de resolverlo, aseguró Valera.

“No envían el aseo hasta que las carreteras se convierten en un basurero. Dejan que los burreros llenen las calles y, cuando ya se convierte en un problema para los vecinos, es que envían el camión. Esto es un peligro para la comunidad”, agregó.

El afectado indicó que tanto el Instituto Público Municipal de la Salud (Imasur), como la Alcaldía de San Francisco, están al tanto de lo que ocurre. Ningún ente, hasta el momento, les ha dado una respuesta concreta, “no hay un cronograma de recolección y no podemos tener la basura en la casa”, reiteró.

Otros vecinos perjudicados son los de la calle 192. Esta carretera colinda con una antigua granja de La Universidad del Zulia (LUZ) y se ha convertido en un botadero improvisado de las comunidades aledañas, según advirtió Valera.

“Este problema sí tiene décadas y ni LUZ, ni ninguna Alcaldía se ha hecho presente. Hemos exigido varias veces que se hagan cargo de esto pero no obtenemos respuesta”, acusó. Además, cada cierto tiempo, los mismos “burreros” prenden fuego al terreno para quemar la basura, “lo que asfixia a quienes viven cerca”.

El “amparo” que ha dado el ayuntamiento a los “burreros” para arrojar la basura en la vía La Cañada lo demuestra una calcomanía pegada en sus carruchas, aseveró el denunciante.

“Ellos nos dicen que están censados en el Instituto Municipal o la Dirección de Reciclaje. (…) Si no estuviesen autorizados, ¿por qué la Policía los ve y no los detiene? Es imposible que estén botando así la basura y ningún entre público les dé un parado”, comentó.

Sostuvo que, así como algunos vecinos les pagan a los carretilleros para sacar los residuos de sus residencias, podrían cancelar el servicio a la Alcaldía si se ideara un plan.

Si la Alcaldía trabajara y mandara los camiones del aseo, los vecinos no estaríamos en contra de que cobraran el servicio. Ya muchos pagan, de forma informal, a los ‘burreros’”, argumentó.

Valera llamó a los organismos correspondientes a atender la situación a la brevedad posible, pues podría convertirse en un problema mayor de salud pública.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...